¿VOTARLES, o BOTARLOS?

¿Votar o Botar?

El pueblo español se encuentra ante otra encrucijada política el próximo 20 D. Por mucho que nos cuenten los unos y los otros, es difícil discernir donde está el deseo de servir al pueblo y donde el deseo del poder por el poder. Ayudan a separar en grano de la paja los comportamientos personales arrogantes, prepotentes, o claramente cínicos en intervenciones ante los medios audiovisuales. Es probable que algunas de esas apariciones, que solo convencen a los convencidos, generen más rechazo que otra cosa entre las personas que se pretende captar. En ocasiones, estas intervenciones generan votos en contra, por lo que pudiera ocurrir que salgan mejor parados quienes menos votos contrarios acumulen. Las interrupciones a quienes opinan de forma contraria es de mala educación. No se puede predicar cultura democrática y a la vez no dejar completar las exposiciones a quienes opinan de forma diferente.

Cada partido político tendrá bien estudiado con cuantos votos cuenta de los “seguros”, pero en esta ocasión parece que no van a ser suficientes en ningún caso para cantar una victoria real. Sólo podrán cantar la victoria pírrica (cuando el daño, o la pérdida, es mayor para el teórico vencedor que para los vencidos) pues parece ser lo se avecina también en las próximas elecciones generales.

El pueblo llano, apartidista, descontento y desencantado, se carcajea cuando oye eso de “hemos ganado”. El ganador debiera de ser el Pueblo cuando los gobernantes fuesen quienes representan a la mayoría de ellos, todo lo demás son chanchullos antidemocráticos de los políticos

Ahora se nos “bombardea” con el hipotético “pacto de perdedores”. Según estos políticos, supuestamente demócratas, lo democrático es que gobierne, un alcalde o un presidente del gobierno, habiendo obtenido únicamente a su favor un voto de cada cuatro y con los tres restantes en contra. Lo de “la lista más votada”, es un enjuague del bipartidismo, pues se trata de evitar la presencia de partidos pequeños.

Lesmes Peña Hurtado

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *