¿TAMBIÉN PARA PEDIR CITA CON TU MÉDICO HAY QUE PASAR POR VALLADOLID?

PEDIR CITA PARA VISITA MEDICA.
Llamar por teléfono al Centro de Salud correspondiente para pedir hora para visita médica, debiera de ser algo simple y sencillo, ¡Pues No! Los intereses del centralismo absorbente se imponen por encima de todo, con justificación o sin ella.
Y aquí va un ejemplo: uno más, para vergüenza de los políticos que representan a Burgos.

Cada persona tenemos en nuestra tarjeta de la Seguridad Social un número de teléfono para pedir cita con nuestro médico de cabecera; el tal número empieza con el prefijo de la provincia de Burgos, 947. Uno, que es un simple, piensa que ese número corresponde al Centro de Salud en el que se está integrado. ¡Pues No!: Llamas por teléfono y te contesta una maquinita (malditas maquinitas indecentemente utilizadas en demasiados sectores) que te somete a una retahíla de preguntas, para que marques números como respuestas o lo digas de viva voz, lo cual es bastante complicado para una persona que no se ha muerto cuando le correspondía ¡mala suerte! Si llamas desde un móvil (hoy casi lo normal) tienes que saber de antemano como sale en la pantalla la numeración, pero si no lo sabes intentas hacerlo de viva voz, pero la maquinita de los “cohones” no te entiende, e insiste en que no te ha entendido y que lo repitas, una y otra vez. Y así puedes estar hasta que decidas no ir al médico. FIN DE LA PRIMERA PARTE.

Todo esto podría suceder en cualquier servicio de carácter provincial o local, ¡Pues NO! Es de ámbito autonómico: El Servicio de Salud de Castilla y de León SACYL, y el tinglado está centralizado (contestación literal recibida por mí). Pero no me quisieron confirmar dónde está ese servicio centralizado: ¿en Ávila, En Burgos, en León, en Salamanca, en Segovia, en Soria, o en Zamora? (por orden alfabético) Me haría muy feliz que desde Valladolid nos informasen que está en alguna de estas siete provincias, pero mucho me temo que la contestación será el silencio culpable, porque, lo más probable, es que esté donde todos suponemos, que es donde terminará estando todo lo que suponga Poder o un puesto de trabajo. Confío en que nos dejen, por lo menos, morir en nuestro suelo “el suelo bendito donde moriré”.

Una sospecha de que existe mala fe, es precisamente el prefijo del teléfono 947 que corresponde a Burgos, pero que por la contestación que yo recibí no está en Burgos: “está centralizado”

Lesmes Peña Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *