Archivo de la etiqueta: Crisis

Declaraciones triunfalistas del señor Rajoy

Estos días previos al periodo vacacional, que es el momento ideal para hacer o decir cualquier barrabasada. El señor presidente del gobierno de España ha aprovechado el momento para enviar un mensaje de optimismo a los afiliados y a las personas enfermas de sectarismo.
Y además amenaza con que en septiembre volverá a la carga, adelantando ya, que las previsiones serán al alza. El presidente está en su papel ¿no va a amargar las vacaciones al personal adicto al partido y al sistema político que se han montado los unos y los otros?. No creo que sea necesaria mayor aclaración.
Pero las personas no enfermas de sectarismo de las dos manos, seguimos viendo como se cierran comercios, además de los ya cerrados. Algunos se han abierto de nuevo, pero de estas nuevas y buenas iniciativas, no sé si habrá prosperado alguna.
Los comercios se cierran porque no hay consumo interior y sin ese consumo no hay pedidos para las industrias, las cuales sin esa demanda se quedan sin trabajo, sobran los trabajadores y aumenta el paro.
Que en estos meses de verano, para atender el turismo, se haya contratado personal provisional o temporal, no significa que gracias al PP se pueda hablar de recuperación económica estable, que, según el señor Rajoy, “ha llegado para quedarse” ¡Ojalá!. Pero me temo que esta euforia sea “Flor de un día”, o de un verano.
Señor Rajoy, usted debe de tener el poder suficiente para provocar un reducción del 50% del disparatado, absurdo, innecesario y apabullante gasto de toda la administración y sobrará dinero para todo y como consecuencia pasará ese dinero a las manos de los consumidores, se estimularán las compras y se producirán esos pedidos que hoy no llegan a la industria. Y pido, por favor, no nos cuenten la chufla de que van a reducir alcaldes, precisamente de los de los pueblos pequeños, que son los que no cobran o, quizás, no deberían cobrar. El servicio público por medio de la política es una de las cosas más bonitas que una persona puede hacer en favor de sus congéneres, pero cuando el dinero aparece se acaba el idealismo.
Lesmes