SOBRE LA PLAZA DE VEGA

SOBRE LA PLAZA DE VEGA

En los años 50 del pasado siglo, el Ayuntamiento de Burgos abordó con valentía y profundidad, un gran cambio en el entorno de la Plaza de Vega como puerta de entrada hacia la Catedral. Pero después, intereses particulares y algún exceso de celo lo bloquearon.

Para tener opinión sobre lo que escribo, hay que situarse en la confluencia Espoloncillo/Puente Santamaría y apreciar las formas de los cuatro edificios que se levantaron con arreglo a aquel visionario y acertado desarrollo urbanístico. Claramente se aprecia que indican la forma de una plaza circular, a saber: esquina calle Hospital Militar-San Cosme; a continuación San Cosme-Plaza de Vega, la siguiente Plaza de Vega-calle Madrid, después c/Madrid, Miranda y la última c/Miranda calle de La Parra (que siendo yo niño era una calleja de unos dos metros de ancha, y que pasó a formar parte de la Plaza cuando se derribó el bloque de casas que estaba en lo que hoy es el centro de la misma (donde está la imagen del municipal) en una de las cuales tenían su domicilio mis padres, y naturalmente yo también), por tanto no escribo “de oídas”

Ahora el Ayuntamiento de Burgos tiene una oportunidad para dejar constancia de su visión urbanística, al autorizar el proyecto de construcción del solar de la plaza de Vega, obligando a completar la forma circular que indican los edificios que señalo anteriormente.

Me refiero a la entrada más bonita de Burgos: Puente de Santamaría, delante el Arco del mismo nombre, y como fondo las agujas de la Catedral. Y esto no es una apreciación de este chamarilero de nacimiento y ejerciente, sino que son nuestros visitantes los que muestran su prioridad cuando enfocan sus cámaras hacia esa preciosa imagen, de día y de noche, y que, al parecer, es más apreciada por ellos que por nosotros mismos. No creo que sea casual la sistemática visita a esa zona de tan amplio número de visitantes. Los burgaleses que tienen su residencia en la orilla derecha del Arlanzón no disfrutan de este espectáculo; para algunos de ellos, la orilla izquierda es la periferia, y como tal nos han tratado desde el Ayuntamiento los últimos 40 años.

Después de lo que antecede, propongo, o sugiero, a todos los miembros de la Corporación Municipal, de todos los colores, que retomen el proyecto de los años 50 de forma unánime, y adopten los acuerdos necesarios para que ese solar se edifique completando, en esa parte, la forma circular, porque si se autoriza construir lo hoy cercado, tendríamos ahí una visión taponada por un “cuello de botella” que diría muy poco en bien de la Ciudad Cabeza de Castilla.

Lesmes Peña Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>