SAN LESMES

 

SAN  LESMES.

Hoy día 30 de enero, según el santoral tradicional,  es la festividad de San Lesmes. Aunque no lo parezca, Patrón de Burgos en día laboral. No tengo ningún interés en saber cuál es el patrón de Valladolid, pero doy por sentado que se celebrará en festivo, como corresponde a cualquier lugar que se precie, lo cual me parece muy bien. Pero ¿Dónde estamos nosotros?

Los indeseables manejos del gremio político van decidiendo asuntos que no debieran de ser de su competencia. Respetar, o no, la tradición no debe de estar en manos de los temporales responsables políticos. La tradición no es cosa a decidir por unas personas que ocupan TEMPORALMENTE el poder -sólo político-, pero aquí parece de se trata de dueños de todo, incluidos los sentimientos. No creo que se les vote para decidir sobre cuestiones que afectan a la sensibilidad personal. ¿Se atreverían a declarar laboral el día primero de mayo? No. Es mucho enemigo.

En el caso que nos ocupa resulta que desde la sede administrativa de lo que se ha dado en llamar Autonomía. Esta Cosa se considera con capacidad para decidir asuntos que debieran de ser decididos desde nuestra ciudad. No desde otro lugar. ¿Dónde queda nuestra autonomía como ciudad?: en manos sumisas y supeditadas a otros intereses. Esa Cosa reclama Su Autonomía, pero, lo primero ha sido privarnos de la nuestra como ciudad.

Han decidido que la celebración de San Lesmes está supeditada a unas normas decididas por y desde Valladolid. Siempre pensado en “lo suyo”.

A cambió nos imponen la celebración festiva en una fecha que no tiene mucho sentido y, menos aún, rigor ¿Qué celebran los vallisoletanos el día 23 de abril?: el ajusticiamiento de unos levantiscos en defensa de sus intereses personales, Que fueron juzgados, condenados y ejecutados ¡Es difícil encontrar una conmemoración con peor significado!

Se me ocurren dos preguntas al respecto, una: si la llamada Junta pretende ser la de todos los ciudadanos de León y los restos de Castilla, ¿por qué no suprimirlo y que esa festividad sea decidida libremente por los ciudadanos de cada localidad? En nuestro caso declarar festivo el día 30 de enero, que tiene mucho más sentido que el día de San Villalar. Por otra parte, me gustaría saber ¿Cuánto dinero nos cuesta a los ciudadanos de las siete provincias y media que poco tenemos que ver con “el centro administrativo de La Cosa”?

Los partidos políticos que decidieron este cambalache, se hubiesen atrevido a hacer algo similar en el País Vasco o Cataluña. Sólo se puede hacer ante unos pueblos sumisos, entregados a unos decadentes  y trasnochados idealismos, además sumidos en su propia derrota moral como pueblos, de una parte los leoneses, acompañados de los restos de lo que fue Castilla.

Uno de los pocos Lesmes, ni sumiso, ni asumido la derrota de La Cabeza de Castilla. TODO TIENE SU FIN y Esta Cosa no será eterna. Llegará el día en que los pueblos leones y castellano acabaran con este abuso ejercido desde Valladolid, cuando se recobre el sentido común, hoy obnubilado por los sectarismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *