¿Quienes son ahora los CONSERVADORES INMOVILISTAS?

¿Quiénes son hoy los CONSERV ADORES INMOVILISTAS?

 

La memoria tiene cosas buenas, también otras menos gratas, pero, en ocasiones, da pié para utilizar la ironía. Un ejemplo de ello es cuando recuerdas algunas cosas de hace unos años y después las reclacionas con el presente.

A este pensamiento me han llevado el recuerdo de algunas expresiones de los autodenominados progresistas, cuando al referirse a sus contarios políticos los denominaban Conservadores e Inmovilistas, con claro matiz despectivo e insultante.

Los progres de anteriores épocas –repartidores en exclusiva de certificados de demócratas- manifestaban de esa forma su desacuerdo con las actitudes de conservar lo que tenían “los de derechas”.

Ahora, con un claro vendaval de inconformismo, anti sistema y anti régimen, las cosas parece que han cambiado entre los que hace años defendían “el progreso”, porque a día de hoy, esos mismos defienden lo que ya tienen y que en otros tiempos no tenían. Se han convertido en Conservadorones e Inmovilistones.

Recuerdo comentarios de hace bastantes años, que para ridiculizar el socialismo o comunismo, se comentaba un chiste que decía que en una reunión de partidarios del comunismo, se decidía que: “todo es de todos; las fincas, a repartir; las viviendas, a repartir; los coches, a repartir, y las bicicletas, a repartir. En este punto uno de los jefes de la reunión detiene las intervenciones para decir: las bicicletas no, que yo tengo una”. Se conoce que para algunos de los progres que hoy disfrutan de un cómodo estatus, ha llegado ya el reparto de las bicicletas y dicen que no, que las cosas como están, están bien. ¿seguimos insultando a “los de derechas” como Conservadores Inmovilistas, o “casi es mejor dejarlo”?.

No sé si ellos mismos se habrán dado cuenta de su actitud actual –todos encontramos disculpa a nuestros actos-, pero la realidad, que se manifiesta en los diversos medios de comunicación, nos aleja de la idea de que aquellos rompedores y rebeldes progresistas – con su barba agresiva y el amenazante puño cerrado- estén ahora por correr el riesgo de perder nada de lo conseguido. “La democracia que nos hemos dado”. ¡Quietos todos!. Sonoras risotadas desde el pollerete, o, gallinero del teatro.

La presencia del nuevo partido político Podemos, al que ven como el más perverso enemigo de la sociedad que ellos defienden y donde muchos se han instalado de co.., ha llevado a escribir a alguien que no quiere perder lo que tiene –además de privilegios, prebendas y demás- que si Podemos llegase a gobernar, en seis meses estaríamos con la cartilla del racionamiento. ¡Hombre tú no!. ¡No será para tanto!. Mucho canguelo es lo que se ve.

Todo ello nos puede llevar a muchos a aplicar el principio de aquel señor gallego, que en su lecho de muerte, en el caserío d´arriba, dijo a sus hijos “si me morro en el casería d´abaixo, quiero que me enterréis en el caserío d´arriba”. Los hijos, todos apesadumbrados, comentan a su padre: no se preocupe padre, que ya estamos en el caserío de arriba. El padre, ya en las últimas: pues si estamos en el caserío de arriba, quiero que me enterréis en el caserío de abajo. Los hijos no entendían nada y entonces preguntan al moribundo ¿y eso porqué padre?, a lo que ya casi sin vida, contesta el anciano, “xoder por xoder” (pido perdón, porque seguramente no estará bien escrito, pero espero que lo entienda todo el mundo).

Bueno, pues ese xoder por xoder, es lo que puede ocurrir en las siguientes elecciones. Se trataría de xoder a los responsables de este desaguisado de política que venimos disfrutando desde la llegada de lo que los políticos profesionales han dado en llamar democracia, o gobierno popular o del pueblo. ¡Ja,Ja, Ja! Dejémoslo en gobierno de los partidos políticos. Más bien la “dictadura democrática”, como la de Adolf Hitler.

Al final ¿pactaremos con Podemos?, o ¿nos iremos a hacer puñetas, renunciando a las canonjías conseguidas a base de decir a todos SI, SI?

¡Pena da la realidad!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *