¿QUIENES HAN SIDO LOS INCOMPETENTES?

 

¿QUIENES HAN SIDO LOS INCOMPETENTES?

Leo en Diario de Burgos del día 29 de diciembre, última página, un escrito de José María Vicente en el que “tira la piedra y esconde la mano”. ¡Hay que ser más valiente hombre! Hace una denuncia de un hecho cierto y lamentable ¡Lo que está muy bien! Pero que llega con mucho retraso. Nadie próximo al poder se ha quejado del arrinconamiento que Burgos lleva sufriendo desde el nacimiento de La Cosa llamada Castilla y además León. Lo que en la práctica económica y sentimental, se limita a poco más que las capitales de Valladolid y Palencia.

Es gratificante, aunque muy tardío, ver que desde el Diario de Burgos se critica (dejémoslo en se comenta) algunos de los agravios. ¡Sí, Sí, agravios! que ven hasta los ciegos burgaleses. Son más de treinta años que nuestros representantes políticos y adláteres (quizás, atemorizados por la posible pérdida de su status, o cargo, o puesto, o cualquier otra forma de participar de la “Tarta”) han estado en silencio, o dicho de otra manera más dulce: que han preferido “mirar para otro lado, en silencio culpable”. ¡Lo evidente no necesita demostración!

Pero lo peor del presente es que el avance y poderío de la leonesa ciudad, que ha acaparado todo en este tiempo, sigue su andar, y no van a parar por mucho que a estas alturas de la película digamos los provincianos de la periferia lo que queramos. ¿Quiénes son los que han tenido posibilidades de evitar esta catastrófica situación de la provincia de Burgos? ¿Ponemos nombres a personas o a partidos políticos? Y ahora, por lo que se ve, seguimos igual “no se debe denunciar los agravios, porque eso es cosa de provincianos”. Pero los incompetentes serán los que han contribuido con su “colaboracionismo” a la situación presente, no los provincianos. Todo este tiempo ha servido para la “frenada” del desarrollo industrial de la provincia de Burgos. Los hechos demuestran que somos el enemigo a abatir, por eso hay que aislarle, arrinconarle, y hacerle desaparecer del mapa de las comunicaciones, que es lo que denuncia el señor Vicente.

Por cierto me parece oportuno recordar las acepciones de la RAE con respecto del término provinciano: “natural de la provincia”, porque el sentido de menosprecio utilizado en el escrito, parece como si haber nacido en la provincia fuese un deshonor o deshonra. ¿Es que desde Valladolid ha habido un comportamiento generoso? Hasta ahora ha sido el – TO PA MÍ – ¿Hasta cuándo tenemos que estar los burgaleses aguantando en silencio esta ignominia por intentar defender lo nuestro?

Para Burgos, pensando en su futuro, hay que aplicar: “A mal viento va la parva” como dice el refranero. Mal futuro para nuestros descendientes por culpa de pasados y presentes.

Lesmes Peña Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *