CADA DIA TENGO MÁS DUDAS. No sé si estoy confinado, en arresto domiciliario, o directamente prisionero. El Ministerio del Interior, desde el franquista Adolfo Suarez, hasta el rojo Grande Marlasca, ha utilizado la policía gubernamental para ocasiones difíciles. Pero ahora no tengo claro si su papel es perseguir a los delincuentes o a los ciudadanos. El decretado estado de alerta, más parece un estado de confusión. No se sabe bien si son los pájaros los que disparan contra las escopetas, o las sencillas escopetas ahora son cañones de grueso calibre, para acabar de una vez con los pájaros. En este caso los pajarillos seríamos los ciudadanos, que la fuerza del Poder, condiciona nuestra libertad. Algunas de esas dudas se han avivado en mí, a consecuencia del comportamiento de la Policía Nacional, respecto a la noticia del robo en el Bar Napoli, de mi vecindad. Ante los daños sufridos, la propietaria necesitaba dar cuenta a la compañía de seguros con el fin prioritario de atender rápidamente a la reparación, especialmente de la puerta de acceso al establecimiento, rota por los cacos. Pero por lo publicado, la policía se mostró reticente a efectuar el examen o investigaciones que sean al caso y dio por finalizada su labor, sin facilitar documento alguno. Pasados dos días sin que la policía hiciese acto de presencia o información, la propietaria se personó en la Comisaría de policía, para formular la correspondiente denuncia, pues necesitaba la copia para que la aseguradora enviase a su perito para comprobar y valorar los daños. Sorprendentemente en la Comisaría de Policía no encontró ninguna facilidad o ayuda, hasta el punto, según su propia versión, de que se vio obligada a levantar la voz y en ese momento atienden su demanda, pero informándola de la más imprevisible de las explicaciones “en la situación actual, con el estado de alarma decretado, no se realizan este tipo de procedimientos”. ¿Pero en qué situación estamos los ciudadanos? La policía no nos protege. ¿Estamos confinados a perpetuidad o prisioneros del Gobierno? Gobernar así tiene que ser muy cómodo. El problema de los españoles es la falta de talla de todos los políticos. Y al que destaca se le elimina, y en paz. Lesmes Peña Hurtado.

BurgosTus borradores recientes Castilla y León no es una Región8 enero, 2020 CASTILLA Y LEÓN NI ES, NI HA SIDO NUNCA … León quiere separarse de un vecino gorrón. CASTILLA Y LEÓN NI ES, NI HA SIDO NUNCA UNA REGIÓN Aúpa León. A ver si de una vez los Castellanos y los Leoneses perdemos el miedo a las consecuencias de llevar la contraria a los políticos de toda condición que manipulan León y Castilla, desde el centro geográfico sin más argumentos. Es una buena noticia el acuerdo del Ayuntamiento de León y otros más, sobre su petición de reconsiderar la composición de la Autonomía que se nos impuso en 1981, ratificada en el 83, sin contar con el actor principal que somos los castellanos y los leoneses. En otras comunidades autónomas se efectuó un referéndum para ratificar lo que habían hecho los políticos de turno, aquí no. ¿Y porque no? sencillamente porque los caciques de aquel momento sabían que la contestación hubiera sido un no rotundo. Aun estaríamos a tiempo de pedir un referéndum o consulta sobre la aceptación de la autonomía. Pero Quía, no vaya a ser que el resultado sea de rechazo. Tanto los leoneses como los castellanos, tenemos cada uno nuestra propia historia, con sus costumbres y tradiciones que debieran de respetarse, pero el centralismo, como todo imperialismo, intenta imponer sus propias verdades. En este caso con el consiguiente engrase corrupto de dinero público, generosamente repartido entre las personas y empresas que facturan a la Junta por suministros o por servicios a la causa.6 enero, 2020 León no quiere un vecino gorrónLEÓN NO QUIERE TENER UN VECINO GORRÓN- CASTILLA Y LEÓN NI ES, NI HA SIDO NUNCA UNA REGIÓN Aúpa León. A ver si de una vez los Castellanos y los Leoneses perdemos el miedo a las consecuencias de llevar la contraria a los políticos de toda condición que manipulan León y Castilla, sin pudor ni miramientos, desde el centralismo geográfico, sin más historia. Es una buena noticia el acuerdo del Ayuntamiento de León y otros más, sobre su petición de reconsiderar la composición de la Autonomía que se nos impuso en 1981, ratificada en el 83, sin contar con el actor principal que somos los leoneses. y los castellanos. En otras comunidades autónomas se efectuó un referéndum para ratificar lo que habían hecho los políticos de turno, aquí no. ¿Y porque no? sencillamente porque los caciques de aquel momento sabían que la contestación hubiera sido un no rotundo, y los de ahora tampoco quieren correr riesgos. Todo ese entramado, creado alrededor del centro geográfico, se encuentra muy a gusto y su objetivo es que las cosas sigan como están, todos de acuerdo: políticos de derecha o izquierda, centrados o descentrados; empresas que facturan a la Junta, por suministros de productos, o de servicios prestados a la causa; fundaciones y similares con diferentes figuras teóricas, pero el mismo corrupto objetivo: participar en el reparto del dinero de nuestros impuestos. Tanto los leoneses como los castellanos, tenemos cada uno nuestra propia historia, con sus costumbres y tradiciones que debieran de respetarse, pero, como todo imperialismo, intenta imponernos sus propias verdades. Todo ello con el consiguiente engrase corrupto de dinero público, generosamente repartido desde la metrópoli. En casos es posible, que sea la Junta el cliente imprescindible para seguir con la actividad. Así que paciencia amigos.6 enero, 2020 Alternar panel: Eventos y noticias de WordPress Eventos y noticias de WordPress Asiste a un próximo evento cerca d

A OTRO VALLISOLETANO CASTELLANO Y ADEMÁS LEONÉS Al Señor Quijano. Leo su columna en página 4 del Diario de Burgos, día 30 de septiembre 2.019. Al respecto quiero aclararle algunos conceptos que no vemos igual desde Burgos. Su mensaje es simple: “legalicemos la situación. Asumamos la realidad”. Pero resulta que esa realidad, muy positiva para Valladolid y sur de Palencia, no lo es para las siete provincias y media, fuera del ámbito vallisoletano. Más bien lo contrario. El escrito que comento podría firmarlo un procónsul de la antigua Roma, desde la visión del vencedor sobre tierra conquistada. Puede hacerlo impunemente desde la Metrópoli. ¡Al revés no tiene posibilidades! esperemos que solo se quede en una más de las abusivas pretensiones que se cuecen a la orilla del Pisuerga. “El asunto de la Capital” como Vd. lo titula, no es un asunto menor que pasó inadvertido en el Estatuto de Autonomía. No aparece porque se rechazó democráticamente por la mayoría de los representantes de los castellanos y de los leoneses. Se pretende consolidar otro privilegio, rechazado democráticamente, como reconoce el propio escritor. Así que mejor dejar este asunto de la Capital al albur del tiempo. Sin empujar. Propongo al Señor Quijano, que para consolidar, dar fijeza, respaldo y afirmación de Comunidad, promocionen desde Valladolid una consulta popular con una sola pregunta -Autonomía de Castilla y León ¿SI o NO? Y a partir de ahí que Valladolid sea lo que quiera, pero con su dinero, sin la cofinanciación de las siete provincias y media, hasta ahora seriamente perjudicadas por la Autonomía. Lesmes Peña Hurtado

, yo no sé nada de nadaYO NO HE SIDO Este es el resumen que he sacado de la magnífica entrevista publicada en Diario de Burgos el domingo 17 de noviembre de 2.019, realizada por A. Melcón, a un desmemoriado, desorientado y desinformado portavoz de Ciutadans DE Catalunya EN Burgos; que según el propio entrevistado es “Don nadie” en su partido. El hombre ha pasado del “aquí mandamos nosotros” al “sálvese quien pueda”. Su mensaje se resume en que la culpa del desastre electoral la tienen todos los demás. Y como los niños cuando les pillan en alguna picia “Yo no he sido”. ¡Yo no!, ¡yo no!. Desde el partido político burgalés, “Ciudadanos DE Burgos”, sugerimos a estos revotados de otros partidos, que lo decente, al no tener representación en ninguna de las nueve provincias a nivel nacional, sería dimitir de todos los cargos que actualmente Okupan, fruto del cambalache con el partido popular. A estos últimos también les vendría muy bien una cura de humildad, y dejar de Okupar puestos que no son los que decidieron los votantes de Castilla y de León. Me apunto a la reflexión del entrevistador, cuando dice que el vicepresidente de la Junta, actúa como si fuese el presidente, y yo completo: sus actuaciones van dejando el rastro vallisoletano anti Burgos. “Las edades” en solitario en Burgos, ¡imposible, de ninguna de las maneras! Al enemigo, ni agua para beber. Y ¿no es un Okupa el vicepresidente de la Diputación de Burgos? Mi mensaje para las personas no enfermas de sectarismo de derechas o izquierdas: los votantes, no mandamos, son los Tratantes de los votos los que deciden lo que les conviene a ellos. En los comicios municipales y autonómicos, los votantes de Burgos y los de Castilla y de León dejaron bien claro que no querían más Partido Popular. Pero por medio de un chanchullo, que permite la Ley, se tuerce esa voluntad mayoritaria de la ciudadanía y termina repitiendo el Partido Popular, a pesar de haber sido rechazado en las urnas. ¿Qué pueden pensar las personas de buena voluntad? pues, que todo es una burla. Los partidos se han apropiado de unos votos como si fuese una mercancía que pueden comprar o vender. Yo te compro unos votos en Burgos para que apoyes a mi candidato y te pago no echando al presidente, pero me tienes que pagar con el vicepresidente con despacho y mando. En Valladolid te vendo mis votos con descuento. Al final va a resultar que tenía razón aquel político de la transición, cuando a la pregunta de porque había entrado en política, dio una contestación concisa: “para ganar dinero”. Algunos no pensamos así, y lo hemos demostrado a lo largo de nuestra vida. Lesmes Peña Hurtado Presidente de honor de Ciudadanos DE Burgos –CIBU.