LOS VENDEDORES DE VILLALAR: HASTA DONDE VAMOS A LLEGAR

LOS VENDEDORES DE VILLALAR: ¿HASTA DONDE VAMOS A LLEGAR?
En estas fechas previas al festejo político de Villalar, se han podido leer algunas cosas lamentables. No se puede escribir impunemente como lo hace don Santiago González en la pag.2 del Diario de Burgos del 21 de abril: los miles de ciudadanos castellanos y leoneses que sienten con orgullo, etc. et. Los miles lo dejamos en 0,4 de cada 100 de esos ciudadanos (según los datos facilitados por la organización, no sospechosa de “adelgazar” los datos, sino más bien a “engordarlos”) en esta cifra oficial, están incluidos todos los comparsas contratados y pagados con nuestro dinero.
Esta comunidad no acaba de enganchar emocionalmente a sus ciudadanos, dice don Santiago. Como va enganchar a nadie, cuando cada día es más evidente el absorbente centralismo anulador de todo lo que no sea Valladolid. Al respecto, conviene aclarar que Castilla y León, como organización política, nace en 1983, por tanto nada de comunidad histórica; y en todo caso serían dos comunidades históricas: la del Reino de León, compuesta por, además de León, las provincias de Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia, y por otra parte el Reino de Castilla formado por Santander, Burgos, Logroño, Soria, Segovia y Ávila. El caso de Cantabria o La Rioja, fue la primera operación diseñada desde Valladolid para echar de Castilla a esas dos provincias, de tal manera que el centro geográfico se acercase a Valladolid. Y lo consiguieron con la complicidad de los nuestros.

Comprendo lo fácil que es escribir “a favor de corriente” a modo de soflama nacionalista castellanoyleonesa, NACYL, y sobre todo desde la convicción de no tener contrario que exponga otro punto de vista. Expresiones como Villalar punto de encuentro, o, ver ondear su bandera, son más propias del discurso político de un nacionalista, que no el de un periodista.

Me identifico con “los que prefieren mantenerse intencionadamente en la ignorancia” (escrito del señor ya citado). Todos no vamos a ser tan listos como para escribir y desfogarse contra los considerados enemigos. Y además cobrar por ello.

En las batallas siempre hay más de un bando: ¿Dónde se han celebrado esas batallas interprovinciales que cita el señor González? Yo no he visto ni oído en ningún medio de comunicación (que supongo sería este el frente de la batalla) ninguna clase de enfrentamiento de igual a igual. Las elucubraciones del escritor va más allá y se permite paternalmente recomendar comportamientos a los demás, que no se aplica a sí mismo: “consejos vendo y para mí no tengo”. El colmo es afirmar rotundamente que “lo que es bueno para Valladolid, es bueno para Burgos” Esto es una bofetada a los burgaleses y la “gracia” de un bufón de la Corte.

Como final transcribo una frase del artículo firmado por don Santiago que pone a guinda a todo este pastel: “Simplemente les diría a todos, que esto es lo que hay” ¿se puede escribir impunemente algo tan brutal? esta frase resume todo lo demás. Es claramente el pensamiento de un totalitario, y es el fiel reflejo del pensamiento castellanoyleones visto desde El Centralismo Vallisoletano.

Todo anterior con los saludos de quien se mantiene intencionadamente en la ignorancia. Nos podemos reír, pero por lo bajines, no vaya a resultar que esto de las batallas no sea un símil.

Lesmes Peña Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>