¿HACIA DONDE NOS LLEVA ESTA GENTE?

¿HACIA DONDE NOS LLEVA ESTA GENTE?.
REFLEXIONES Y RECUERDOS.

Esta gente, son todos los que deciden sobre nuestras vidas, en presente y en futuro. Pero ¿sabrán ellos donde están, y a donde van?. Considero que lo único cierto es que pretenden seguir decidiendo nuestro destino desde el Poder… los que están. Y Los que pretenden “quítate tú, que me pongo yo”… lo mismo. Decir que no son iguales, cómo defienden algunas personas, es tener una visión sectaria de la una mano o de la otra. Los míos son mejores que los otros ¡faltaría más!. Esto es para mí: pura y dura ideología sectaria.

Estas preguntas y algunas más, me las hago desde hace tiempo, pero cada día reverdecen más: los brotes verdes ya son rosas, pero con unas excesivas y enorme espinas. No veo este tinglado político ir a mejor, sino lo contrario.

Viví la guerra civil, siendo niño en casa de mis abuelos maternos, la post guerra, el franquismo al completo, desde la acera de enfrente, calificado por la Administración de entonces como socialistón, o lo que era lo mismo, no recomendable por “no adicto al régimen”, tengo pruebas. Y naturalmente, también viví con ilusión, en su momento, la transición política hacia la democracia. Los primeros años en este escenario político, fue protagonizado por los mismos “de antes”, pero desdibujando su color político, antes muy definido y posteriormente: “color camuflaje”.

Los años posteriores fueron protagonizados, en todos los campos, por la izquierda: mi gran desengaño. Tenía en mi mente las convicciones y reflexiones políticas de un tío mío, hermano de mi padre, casado con una hija de don Luis Lavín, procurador en las Cortes de la Republica, en representación del Partido Socialista histórico. Aunque la historia la ha escrito el PSOE.

Tengo la certeza de que han pasado muchos años, muchos. Pero sigo siendo un “no recomendable, no adicto al régimen actual” (igual que en el año 1.969). “El que manda…manda, aunque mande mal”. Siempre ha sido así y seguirá siéndolo, mientras los votantes sean tan conformistas con los de su “cuerda”.

Mi razonamiento político me dice que tengo que seguir tragando las mismas ruedas de molino impuestas: anteriormente por un régimen totalitario y ahora por otro régimen, que no reconoce serlo y pretende diferenciarse. Con nombre diferente y comportamientos aparentemente diferentes, pero al final…. más de lo mismo. Ahora son perros nuevos, muchos perros mordiendo, demasiados, que muerden igual. Llenando su andorga y su bolsillo. Pero ahora, desde la impunidad legal. Todo lo que hagan los gobernantes, de cualquier bando, incluidos los todopoderosos hombres, se buscará la forma de soslayarlo, con doctrinas nuevas para liberar de responsabilidad a personas “presuntamente” responsables de acciones poco claras.

¿Y todo esto hacia donde nos lleva?. Quizás a aceptar el sometimiento, como norma de vida. Aceptar que los políticos son “dueños de vidas y haciendas”. Lo incomprensible es que además los elijamos nosotros mismos.

Para mí, tengo claro, que el sectarismo político es nuestro mayor problema y el mayor enemigo de un pueblo libre, no sometido a los dogmas. ¡Sólo la rebelión!. Pero ¿para qué?. Siempre habrá un grupo dispuesto a llevarse por delante lo que sea. ¡Quizás es el dinero que envilece todo!.
No lo sé. Pero desde la perspectiva que me da la edad y lo vivido, únicamente se puede confiar en la, o las, personas de buena voluntad, que no vean el dinero como la panacea de todo, porque el Poder en sí mismo no es nada, lo es para el logro de otros deseos, cómo el enriquecimiento, incluso ajustado a la legalidad de los políticos: legal, pero indigno.

                 Lesmes Peña Hurtado, Fundador y miembro de Ciudadanos de Burgos CiBu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>