ESPERANZA

ESPERANZA EN EL FUTURO

Cuando vemos el comportamiento habitual a nuestro alrededor, egoísta, individualista e insolidario, resulta muy gratificante comprobar que todavía existen comportamientos generosos y desinteresados.

Hecha esta pequeña reflexión, paso a explicar el porqué de la misma: el pasado martes día 12, asistí a la asamblea de la “Asociación de vecinos Nuestro Barrio”. Tuve la grata sensación de asistir a alguna de las múltiples asociaciones de hace 40, 50 o 60 años, en las que la generosidad era la moneda común ¡Era otro mundo!
Lamentablemente, hoy no es lo normal que una asociación de vecinos no sea “correa de transmisión” de algún partido político, (forma de corrupción institucional) y ésta que cito no está condicionada por ninguna organización, ya que no recibe ninguna subvención, ni pública ni privada: solo se debe a sus asociados.

Por lo que se hizo público, en años pasados recibió alguna ayuda de las desaparecidas Cajas de Burgos, y como las que las han sustituido ya no son “de aquí”, se puede suponer que eso de ayudar a “los de casa” lo será con los de su Pueblo de origen, y nosotros seguimos siendo “de aquí,” “pero no de allá”.
“Vuelvo la mula al trigo”: en esta Asociación pagamos la cuota de diez € año. Con esta “barbaridad de poco” (frase que acuñó un querido amigo mío), funciona esta modélica Sociedad que se preocupa de las cosas de Burgos y de los burgaleses. Pero resulta que además, milagrosamente, les ha sobrado el año pasado, nada menos que más de 5.000€ (perdón por la indiscreción). ¿De dónde procede este misterioso resultado?: como ya explico anteriormente No procede de las ayudas públicas que generosamente se reparten desde el ámbito público político entre todo tipo de organizaciones. En definitiva, se trata sencillamente de que las personas que han aceptado la responsabilidad de dirigirla no cobran, ni nóminas ni “las nominillas” como las que son de uso común entre las personas que, en representación de los partidos políticos, ocupan cargos, carguillos y carguetes en los tentáculos de los partidos en forma de: comisiones, juntas, juntillas, o consejillos, etc.
Ese sobrante es, ni más ni menos, que la suma de los salarios que correspondería haber percibido a las personas que han trabajado en la gestión de la Asociación, y que no han cobrado.

En mi nombre y en el de otras personas que piensen como yo: GRACIAS a los miembros de la Junta Directiva

Lesmes Peña Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>