ESPAÑA, QUE PENA DE PAIS

ESPAÑA: QUE PENA DE NACIÓN

Algo se habrá hecho mal en los últimos 40 años para que solo una parte de los españoles estén satisfechos de la situación política, social y económica actual. Destacan entre los satisfechos, de una parte, los profesionales de la política, todos encantados de conocerse, y de otra, todo el tinglado que jira a su alrededor, los primeros son los autores y los segundos los beneficiados. ¡Que cada cual se aplique el cuento!

España es ahora un mosaico de 17 nacioncillas, con sus correspondientes “historias indiscutibles“, falseadas al gusto del que paga, (con nuestro dinero)y con unos sentimientos “patrios” que superan los límites de la Historia conocida. Pero haciendo competencia económica desleal con el resto de las otras nacioncitas ibéricas, o con otras provincias en las multiprovinciales: toda una indecencia amparada por el silencio culpable de quien debiera denunciarlo publicamente.

En este ambiente todo es intocable; nada se puede cuestionar, a riesgo de ser “colgado” por los unos o por los otros ¿Pero qué podemos hacer el resto? Pues el recurso al pataleo y nada más. Confiemos en el refrán de “No hay mal que cien años dure”.

Ya sería bueno que no nos dejásemos embaucar, o envenenar políticamente, por el sectarismo de los unos o de los otros. Colectivamente deberíamos hacer un esfuerzo mental para liberarnos de la mochila ideológica que nos lleva a aceptar juicios previos manipulados, no tomando partido en diferenciar a buenos y malos, que es lo que pretenden para asegurar la participación electoral que genera ese enfrentamiento.
Lesmes-Benito Peña Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *