ELECTORALISMO SIMETRICO: POCO NUEVO DE INTERÉS

ELECTORALISMO SIMÉTRICO: POCO NUEVO DE INTERÉS.

No pensaba escribir nada durante este proceso electoral, pero no puedo ocultar la decepción de TODOS los programas de los partidos políticos en liza. Hasta ahora sólo he visto los abundantes, y quizás excesivos, posados fotográficos del alcalde y de todo lo relacionado con el Partido Popular. Pienso que si el PP no saca mayoría super-absoluta, el Diario de Burgos tendría que cerrar como empresa publicitaria y analizado por las empresas dedicadas a publicidad, porque si con el despliegue a favor de PP no se consigue esa arrolladora mayoría, es que el Diario de Burgos como empresa publicitaria no vale para nada. Sólo tan escandaloso atentado a la imparcialidad debiera de ser suficiente reflexión para votar a alguien con un poco más de vergüenza. No me parece decente tan repugnante actuación: incluso en política partidista hay un límite en cuanto a dignidad personal se refiere.

No he leído ninguna propuesta debidamente documentada sobre la indecente forma de actuar del vallisoletanismo con respecto al Parque Tecnológico de Burgos. Sólo citas envueltas en otra maraña de propuestas, nada con peso específico propio. En resumen: Bla, Bla, Bla.

Todos los partidos y candidatos quieren resolver en tema del paro, pero, además de la palabrería colectiva ¿alguna propuesta en concreto? ¿por qué no se propone apoyar a la industria manufacturera burgalesa con una exposición de todos los artículos que se producen en Burgos para el conocimiento y estímulo al consumo entre los burgaleses: cómo hacen en otros sitios personas con menos complejos?: los datos indican que pensar es muy trabajoso. ¿ Por qué no suprimir IMPUESTOS QUE SON LA ANTÍTESIS DE LA CREACIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO?; o acabar con toda la “tela de araña” creada por la “burrocracia” anuladora de cualquier intento de crear una empresa ¿Qué dicen los “enteraos” de la verborrea hueca?. ¿Algún partido político sería capaz de asumir el compromiso de poner fechas a la tramitación?.

He leído con alegría que hay un partido: IU-EQUO, que se han acordado de la importante comunicación ferroviaria entre Madrid y Burgos, por Aranda ¡Ni siquiera los arandinos! ¿Y qué dice el PP desde el centro del centralismo del Universo universal, desde donde se decidió su cierre?. Al PP de Valladolid no le gusta la línea recta: la más corta entre dos puntos, o quizás no le gusta que algo no pase por el centro del Mundo mundial: “Vayadolid”. ¡Y si es Burgos el beneficiado…de ninguna manera!. Por lo leído me parece que es una de las pocas cosas con fuste que se proponen. Aporta datos y reflexiones ajustada a la realidad sobre ferrocarriles. ¿Qué pena que si llegan a las Cortes de “La Cosa vallisoletana”, cuando se sienten en su sillón se les habrá olvidado? o convencidos de que su opinión, si es que les dejan plantearla, no sirve para nada ante la de los partidos mayoritarios.

Otro tema a destacar debiera de haber sido la comunicación Este-Oeste de España que pasa por Burgos. Pongamos que hablo de la Autovía a Logroño: el único trozo que falta para esa geográfica y necesaria comunicación, para vertebrar la España de los españoles, que tiene poco que ver con los intereses de La Cosa Autonómica vallisoletana, que claramente -los hechos así lo demuestran- están por encima de los intereses de la Nación Española, por muy español que se declare el Gobierno de España: los hechos son muy tercos. El señor presidente del PP de Burgos, a las órdenes de los jefes radicados en Valladolid, va a pedir la autovía Valladolid-Soria, ¡qué bien!, para terminar de “joder” a Burgos. El vallisoletano nacido en Burgos, apellidado Herrera, va a “dedicarse a trabajar para Burgos”. Ja, Ja, Ja. ¡Y sacará mayoría!. ¡Qué electorado, madre mía, que electorado!.

Algún partido o político, se habrá dado cuenta que Burgos es una ciudad ruidosa -no digo más o menos que otras- pero ruidosa ¿Hay alguna propuesta para mejorar esta desestabilizadora situación de los nervios de cualquier persona, aunque no sea consciente de ello?. No conozco nada propuesto al respecto. Eso sí, tópicos: TODOS. Yo creo que algunos son reiterados en todas la elecciones desde las primeras… allá por el final de los 70 y principio de los 80. ¡Qué cosas: total no son más que 35 años con las mismas cantinelas!

Tampoco he oído nada respecto al miedo que a las personas mayores, -entre las que me encuentro- nos producen los ciclistas por las aceras. Cuando el ciclista viene de frente, lo mejor es pararse y dejarle sitio para que pase, sin hacer ningún comentario, porque la contestación no pasa por el reconocimiento, sino todo lo contrario. Pero el problema es cuando aparecen por detrás que pasan rozándote. ¡y no se te ocurra protestar! ¿Y si hiciésemos un movimiento lateral en el momento que se produce ese encuentro?, de momento el peatón al suelo, con las consecuencias que la suerte depare en cada caso, según la edad del afectado; el ciclista, mucho más joven, con más fortaleza y tiempo para reaccionar: algún rozón, como mucho. Tengo la impresión de que los políticos -profesionales de la búsqueda del voto, no de resolver los problemas que no sean los del gremio- no están por la labor de meterse en “este charco”, hasta el día en que se produzca un accidente grave (de menor intensidad ya se han producido bastantes) y entonces todos a derramar “lágrimas de cocodrilo” y frases de “consternación virtual” de cara a la galería. Hacer compatible el espacio reservado a los peatones con los ciclistas, es un problema sin solución a base de aspirinas; es preciso el bisturí y los políticos profesionales no están por perder ni un solo voto ciclista. Habrá que recordar la Ley que responsabiliza de las situaciones de riesgo, sin resolver, aún a sabiendas de que existe ese riesgo, como es este caso de los ciclistas. Los ejercientes de políticos debieran de enterarse de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de CyL del año 2.003, donde se condena al Ayuntamiento de Cebreros (Avila) por DESIDIA: IGNORAR INTENCIONDAMENTE UNA SITUACIÓN DE RIESGO, en este caso de RIESGO PERSONAL. No se puede por más tiempo ignorar esta situación de peligro para los peatones ante la inactividad, o desidia, de los responsables políticos, ¡que podría dar lugar a responsabilidad penal.

A la vista del disparate de situar la estación del ferrocarril fuera de lo que debiera de haber sido lo racional, (manda mucho el acojonamiento de los políticos, origen de la barbaridad, efectuada en beneficio de los acojonadores). Procede pensar en alguna solución: a largo plazo realizar un enorme túnel que pase por debajo del Cerro de San Miguel (popularmente conocido como el cerro del Castillo). Y dentro de ese túnel (hoy obra factible con la moderna maquinaria tuneladora) y dar alojamiento a una moderna estación ferroviaria con salida al centro de la ciudad, directamente por la zona del hospital General Yagüe; c/ San Francisco; Avenida de Cantabria.
¿En presente a ningún aprendiz de brujo (político) se le ha ocurrido “ofertar” dentro de sus ocurrencias, un enlace permanente entre las dos estaciones: la del ferrocarril y la de autobuses?. Una especie de lanzadera o “puente urbano”!. Cosa bien sencilla.

Otra buena propuesta, pero peligrosa para el gremio: sacar a la luz todo lo que hay detrás de la realidad económica (no el cuento pepero) en el Ayuntamiento, Diputación y Junta de La Cosa vallisoletana.

Igual compromiso de aclarar todo lo que hay detrás de las cuentas del Hospital nuevo y de la Empresa constructora. Sería higiénico saber ¿Quiénes son los beneficiados del chanchullo? Con nombres y apellidos. Pero a esto no le mete el diente ninguno de los que, pretenden SEGUIR ENGANCHADOS A LAS TETAS POLÍTICAS” o los que pretenden “QUITATE TU, QUE ME PONGO YO”.

Resumiendo: ¿hay algún político o partido político, que nos merezca la mínima confianza para que le demos nuestra representación para que ejerza de dictador durante los próximos cuatro años?. Cada persona es responsable de los desaguisados que produzcan las personas a las que hayan delegado su representación ¡Que el voto no es otra cosa que delegación personal!
Lesmes Peña Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *