EL ENEMIGO DE RAJOY

EL ENEMIGO DE RAJOY

No es ni Pedro Sánchez, ni Podemos, ni Ciutadans. Sus auténticos enemigos son: además del “choriceo” generalizado, por vía ilegal, lo es, “la mangancia” por vía legal. ¿Cómo es posible que un Senador pueda hacer los viajes personales que desee, sin tener que dar explicaciones a nadie, y que además sea legal?, por tanto, procede que entonen colectivamente el mea culpa, porque eso lo están consintiendo todos los partidos, pero la mayor responsabilidad la tiene el que ha gobernado con mayoría absoluta, por lo que no puede echarle la culpa a nadie, ni siquiera “a la herencia recibida”.

Por otra parte, también ofende la arrogancia, que raya en la chulería, de los personajes que aparecen en los medios de comunicación en representación de su propio partido: el PP. Naturalmente que hay excepciones, pocas, pero las hay, una de ellas Cristina Cifuentes, que habla con el idioma que entiende la calle, sin soflamas ni frases hechas y naturalmente su expresión corporal se corresponde con sus palabras, cosa que no es lo normal en otros, con manifestaciones muy sobadas y sonrisa cínica. Esas actitudes ayudan poco.

Ayer día 23 de enero escuché una frase de Antonio Pérez Henares en una tertulia de una Televisión, que es lo que me ha invitado a escribir esto, creo que fue algo así como que Mariano Rajoy sí da la talla como candidato y como presidente, pero no “el personal que le rodea” ¡Totalmente de acuerdo!.

No sé a quién se le habrá ocurrido la desacertada frase “hemos ganado las elecciones”. Eso vale para un partido de Futbol donde uno de los equipos mete más goles que los otros, pero en política las cosas son muy diferentes y no tiene ninguna equivalencia. La POLÍTICA (con mayúsculas) es algo mucho más serio y transcendente. La frase, con perdón, es una Jilipollez, después de haber perdido un tercio de sus propios votantes: nada menos que tres millones y medio de personas han querido dejar constancia de su desencanto o descontento con el Partido Popular ¿algo se habrá hecho rematadamente mal para que uno de cada tres haya optado por no seguir apoyándoles? O ¿eso no es importante?

Aunque claramente no estoy de acuerdo con el Partido Popular, a la vista de los candidatos en liza, me parece que Mariano Rajoy sería la mejor opción para seguir ocupando la presidencia del Gobierno de España, aunque poniendo orden en las filas de su Partido, (que no es uno de Futbol). Los Partidos políticos contrarios no son los enemigos, los enemigos son los vividores a la sombra del poder, y en todas partes “hailos”.

Lesmes Peña Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *