EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA COMUNIDAD

EL DEBATE DEL ESTADO DE LA COMUNIDAD.

He estado escuchando pacientemente a los distintos portavoces en las Cortes de Castilla y León durante este debate (día 28-6-17). Por cierto, nada nuevo. Todos ellos han cumplido con el papel asignado en la representación. Lo más notorio no ha sido el estado de la comunidad. Lamentablemente, los intervinientes han dejado claro que la mejor defensa es un buen ataque a los contrarios, incluso descendiendo a lo personal aunque lo que se diga no tenga nada que ver con el debate.

El presidente Herrera, muy flojo, sin argumentos, nervioso, y con mucha agresividad en el terreno personal contra los contrarios; al parecer no tenía otros argumentos contra las acusaciones de corrupción, que son evidentes aun cuando terminen sobreseídos o similar.

Poner en marcha el ventilador de la corrupción no exonera la gravedad de los hechos, y es una forma concluyente de reconocer que esa corrupción ha existido; que los otros hayan hecho lo mismo no reduce la gravedad de lo que se denuncia. Intentar descalificar en el terreno personal de forma directa o veladamente, a las personas que recuerdan esas graves desvergüenzas, no es apropiado. Yo no había visto nunca a Juan Vicente Herrera tan desnortado y enojado de forma tan evidente.

Para los simpatizantes del PP, Herrera habrá estado genial, y sus palabras la única verdad. Igual reflexión vale para los del PSOE: Tudanca, espléndido y mal los demás. Como si se tratase de un partido de futbol, a ver quién ha metido más goles. Y la política debiera de ser otra cosa menos simple.

Pero quería resaltar que dentro de esas intervenciones, he escuchado una expresión en boca de Luis Tudanca (portavoz del PSOE) que me ha sorprendido muy gratamente; en principio lo escuché y pensé que podría ser un error, pero lo repitió posteriormente varias veces, por lo que queda claro que no era casual. Se trata de que, al hablar de Castilla y León, lo ha hecho dejando claro que son dos regiones y dos personalidades: la de castellanos y la de leoneses, juntos a la fuerza, pero no revueltos. Muy bien Luis Tudanca, mi felicitación más efusiva y sincera. La utilización perversa de la expresión Castilla y León como una unidad cultural e histórica, es la falsa base sobre la que se asienta esta comunidad, pero es lo que gusta al PP de Valladolid, así como a los podemitas y muy especialmente a Luis Fuentes (al que Herrera tachó de viejo político, por algo será que no conozco, pero seguro que np fue una flor) que es el representante de Ciutadans (españolizado, ciudadanos), que fue el que repitió docenas de veces la expresión CastillaLeón, una, y otra, y otra, y otra (Será para obtener el voto vallisoletano)

Para mí el paso dado por el PSOE no es baladí, es importantísima esta distinción, debe de ser el primer paso hacia la regularización y legitimación de las dos regiones con su propia identidad, personalidad y sentimiento: León y Castilla, de la mano, pero cada uno a lo suyo. Finalizo con un, gracias Luis Tudanca.

Lesmes Peña Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>