¿Dónde están ahora los DERROCHADORES de nuestro dinero?

Llevamos bastante tiempo oyendo o leyendo los disparatados proyectos que se fueron llevando a cabo, en toda España, durante el periodo de nuestra historia en el que algunos políticos, auténticos sinvergüenzas, consideraron lícito y decente, endeudar a las tres o cuatro generaciones posteriores. ¡Igual de legal, que indecente!.

Esto se hizo sin ningún miramiento ni cargo de conciencia, pensando únicamente en su propio interés electoral o, más indignamente aún, en su futuro personal.

Nótese que sólo califico a estos tipejos de realizaciones ilícitas e indecentes. No cito la legalidad vigente porque la legalidad la deciden ellos mismos: profesionales de la política. En la mayoría de los casos, buscando su propio interés. Pero la licitud y decencia de los actos humanos corresponde a la moral individual, que desgraciadamente, parece estar en proceso de desaparición.

Con el “dinero de nadie”, -como dijo el presidente de La Cosa de Valladolid- se aprobó la construcción de la Ciudad del Medio Ambiente en Soria. He leído que se llevan gastados como 50 millones de Euros. Total nada ¡no hay que exagerar!. Más o menos 8.300.000.000 en pesetas. Sí está bien hecha la cuenta: ocho mil trescientos millones de pesetas. Para estos derrochones de nuestro dinero: ¡Calderilla!

En Burgos tenemos un caso insólito: el Ayuntamiento decide tirar un puente, en perfectas condiciones, -no ha habido ningún técnico que dudase de su perfecto estado- con su costo correspondiente. Para después construir uno nuevo para el mismo uso, con costo no popularizado. Hoy es un puente con muy pocos usuarios, curiosamente, muchos menos que cuando se utilizaba el viejo. ¡Normal! Una obra claramente necesaria, “demandada” por el clamor popular. Menos mal que se hizo el puente, porque de no haberlo hecho tendríamos que atravesar el rio, en barca, o a nado.

¿Y donde están las personas responsables de estos disparates, que para los ciudadanos apartidistas es “Malversación de caudales públicos”?. Esto es desde la ignorante opinión de las gentes no politizadas. ¡Ni caso!

Primero. El presidente de La Cosa Autonómica de Valladolid, está donde estaba el día que se decidió ese pretencioso proyecto que, en principio, los tribunales de justicia no han considerado legal. No hay ninguna responsabilidad: lo hemos hecho porque debemos demostrar que somos “el ombligo” de España y del Mundo planetario. Los que mandamos en La Cosa de Castilla y de León y Valladolid ¡Somos la hos!. Esto de Soria “era un clamor popular”. ¡Humildad ante todo! ¿Y ahora? pues nada. ¡Si hay dinero de sobra, sólo hay que recortar un poquito más en sanidad, que queda recorrido. Se quitan médicos, se hace pagar la farmacia, se suprimen las guardias, se cierran ambulatorios y etc, y etc, y etc!.

Segundo. En cuanto al ex-alcalde de Burgos, el del puente “de Aparicio”. El Partido Popular le ha castigado severamente: Le ha condenado a dejar el cómodo sillón del Senado y asentarse en otro del Consejo de Administración de una empresa pública, donde tendrá que cobrar más que en el Senado ¡ Seguramente habrá sido forzado para que aceptase!. Si, si, increíble, pero cierto. ¡Siempre sacrificándose por los demás, que sufrimiento!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>