DEL DELIRIO A LA CRUDA REALIDAD

DEL DELIRIO POLÍTICO, A LA CRUDA REALIDAD.
Como sabemos, delirar en fase inicial es sufrir alucinaciones o pensamientos carentes de sentido, pero puede empeorar.
La frase, o grito de júbilo ¡hemos ganado las elecciones! del Partido Popular, cuando la cruda realidad era que había perdido uno de cada tres votantes anteriores, era claramente un delirio, y el principio del fin de la organización, que es lo que ha pasado; el PP, desde entonces, ha hecho méritos de sobra para que prosperase la moción de censura. Un partido fiable no puede tener como portavoz a un personaje como Rafael Hernando, con una evidente actitud para el cinismo. Pero, al parecer. es lo que gusta a los miembros de la secta.
La falta de autocrítica es el mayor enemigo de cualquier empresa u organización. Ese delirante mensaje genera, en algunas mentes, una alucinación que lleva a comportamientos que no tienen ni lógica ni sentido común y por tanto a la pérdida de credibilidad entre los votantes independientes, o sea, no sectarios; que son los que normalmente deciden las elecciones.
Y el PP ha sido un claro ejemplo de triunfalismo y de arrogancia, rayando la chulería. “Todos nos quieren copiar” es otra de las “perlas” y ahí está el merecido resultado a nivel nacional, que no se mejora en el caso local, ni en la “cosa” de Castilla y de León, donde el vallisoletano vicepresidente de “La Cosa” está empecinado en destruir los legítimos y legales sentimientos provinciales, y, si todo sigue igual lo conseguirá, naturalmente con la necesaria ayuda de “los nuestros”: políticos, empresas y creadores de opinión.
Lesmes Peña Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *