BURGOS CABEZA DE CASTILLA. Donde se habla el mejor castellano

CENTRO de PRONUNCIACIÓN del CASTELLANO.
La Real Academia Española de la Lengua establece que la fonética es lo perteneciente o relativo a los sonidos del habla y complementa que, trata de establecer una relación biunívoca entre los sonidos del habla y su representación escrita. A pesar de ello, es bastante común escuchar la pronunciación hablada que no se corresponde con su representación escrita.
Ejemplo: la pronunciación de la elle es claramente discordante entre lo escrito y lo hablado, el sonido degenerado de esta letra es la pronunciación como “y griega”, en radio y en televisión. Como consecuencia de esa unificación del sonido de las dos letras, no es raro ver en los medios de comunicación escritos, faltas de ortografía relacionadas con estas dos letras, y de estos errores, no se salva ningún medio, incluidos los más castellanos, con lo que queda claro que no se salva ninguno, y esto no es difícil de comprobar.
Es comprensible esta degeneración, dada la facilidad de pronunciar la Y dejando caer la lengua, y que para pronunciar la Ll hay de levantarla al paladar, son movimientos inconscientes, pero reales. El siguiente paso, para mayor comodidad, los dos sonidos quedarán convertidos en uno solo: en la S, como es común en algunos países hispano hablantes. Estimo que La Cabeza de Castilla debería ser lugar de referencia del idioma castellano ¡Algo habrá que hacer señores políticos! Aquí hay una buena medalla.
Quienes deciden las partidas presupuestarias para la publicidad en Radio y Televisión, deberían revisar ese respeto a la fonética castellana o española. Ejemplos: Castilla, no es Castiya, ni los castellanos somos casteyanos, ni Valladolid es Vayadolid, pronunciado por los mismos vallisoletanos. Si esto no se remedia desde Castilla, y más aún desde los representantes de la Cabeza de Castilla, estos deberían dejar la política y dedicarse a trabajos manuales, no a puestos donde haya que utilizar el cerebro .Tampoco es raro escuchar “vente” o “trenta”, por veinte o treinta, que sería la pronunciación correcta. En general lo escrito se hace bien, pero no así lo hablado.
Si el idioma oficial de España es el castellano o español, es razonable que el gobierno de la nación, se ocupe del respeto que se merece el idioma común de todos los españoles, lo cual es bien fácil, sencillamente que desde los medios audiovisuales (radio, TV y cine, incluido el doblaje) se haga lo posible por una pronunciación correcta del idioma común; los demás idiomas que se hablan en España, circunscritos a territorios concretos ya tienen sus medios de comunicación escritos y hablados. Una curiosidad: cuando se comunican los responsables políticos de Cataluña, País Vasco o Galicia ¿lo harán con intérpretes de los tres idiomas, o se entenderán con el idioma común de los 500 millones de hispanohablantes?
Lesmes Peña Hurtado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *