BUENOS ALCALDES QUE FORJARON E3L BURGOS ACTUAL

BUENOS ALCALDES

MUY  RESPETABLES  ALCALDES,  QUE  FORJARON  LAS  BASES  DEL  BURGOS  ACTUAL.

 

 

Don Florentino Rafael Díaz Reig. ¿Por dónde cae la calle a su nombre, que no lo recuerdo?¿Es posible que esté cerca de la de Don Mariano Jaquotot?.Dos hombres importantes para Burgos.

Por el contrario, sí conozco las adjudicadas a políticos sin más méritos que su condición de tales, sin ninguna realización que justifique tal distinción, unos de una mano y otros de la otra. Los nombres de las calles se deciden por amiguismo o por partidismo político, no por sus aportaciones positivas. ¡Podemos analizar unas cuantas, para saber cual fue su aportación para la ciudad o provincia!

 

Leyendo los avatares que se vivieron en Burgos en la fase previa a la adjudicación de Polo de Desarrollo Industrial. Fue muy agradable para mí, leer que se hiciera justicia y se recordase que los colectores de Burgos fueron un elemento decisivo para la definitiva adjudicación del Polo. Una obra realizada con amplitud y capacidad. Visión de futuro que hoy para desgracia de generaciones futuras “no se lleva”.

 

En Burgos hemos tenido alcaldes de todo: con visión, honrados, inútiles, derrochones sin fuste y otros con más ambición o soberbia de lo debido.

 

El Alcalde del Ayuntamiento de Burgos cuando se realizó la monumental obra del colector principal, era D. Rafael Díaz Reig. En su momento estas obras duraron bastante tiempo y generó polémica sobre todo en el paso por la calle de la Paloma, pues se llegó a decir que corría peligro la propia catedral, ante el riesgo para los cimientos de la misma. Recuerdo los enormes tubos de hormigón (quizás de 2 metros de diámetro) que conformaban ese colector.

 

Lo que no recuerdo es ningún tipo de parafernalia en su inauguración. Ello contrasta con la desplegada para inaugurar un tramillo de carreterilla de poco más de un kilómetro, con foto del alcalde nominal y escudero real, retirando ridículamente un recipiente plástico que estorbaba para la circulación de vehículos. ¡Lo que va de ayer a hoy!.

 

Yo recuerdo el paso de Don Rafael por la Plaza de Vega andando de su casa, en la calle Madrid, al Ayuntamiento, sin coche ni guardaespaldas, tranquilamente, sin más.

 

¡Igual que hoy, donde les hay que se consideran catedrales y no pasan de miserables ermitas!.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *