Archivos mensuales: septiembre 2017

MANIFESTACIONES: EN ESTE MOMENTO NO

EN ESTE MOMENTO NO.

Las redes sociales echan humo con el tema catalán, y, como dice la sabiduría popular, “a rio revuelto, ganancia de pescadores”. Y en este atronador entorno ya hay pescadores oportunistas, que tras un texto españolista, esconden otras intenciones; o eso es lo que a mí me parece.

Como la mayoría de españoles, he recibido multitud de mensajes respecto al tema que comento, se trata de bromas, burlas, o similares, que no pretenden más que eso. Pero he recibido, especialmente uno, ya repetido, desde distintas procedencias, que su contenido no me parece inocente, y así se lo he hecho saber a mis remitentes. Creo que no es el momento de promover algaradas en las calles, ya tendremos tiempo de fustigar al Gobierno de la Nación (con el que no estoy de acuerdo) pero no ahora, bastante tiene con el tinglado catalán. Cualquier incidente por pequeño que sea, solo empeoraría la situación.

Se trata de un audio que, a mi entender, está grabado por persona que no es española y con un contenido tampoco escrito por un español.
Lesmes Peña Hurtado

CATALUÑA: ARROGANCIA Y FALTA DE IMAGINACIÓN

CATALUÑA: ARROGANCIA Y FALTA DE IMAGINACIÓN

Primera parte
Los políticos que gestionaron la Transición, tenían claro que se jugaban su futuro personal; los que ya estaban al mando querían seguir en el Poder y había que hacer lo que fuese para lograrlo; lo tenían difícil dada la trayectoria política del líder de Unión del Centro Democrático UCD y de la mayoría de los dirigentes, a los que se acusaba de franquistas, porque lo eran. Y tenían que seguir en el Poder, porque de lo contrario, nadie daría “una peseta” por su futuro, e incluso por su vida. En este ambiente el gobierno presidido por Suarez no estaba para oponerse a nada. Algunas cosas se aceptaron sin rechistar y la Ley electoral fue una de ellas.
Con esa Ley, los partidos catalanes y vascos han estado utilizando su apoyo al gobierno central a cambio de incontables e indecentes concesiones y privilegios. En Cataluña ha sido “Per la gobernabilitat” y con el mismo argumento, el País Vasco ha ido acumulando unos privilegios que nos cuestan mucho dinero al resto de españoles.
Cataluña seguirá integrada en España “previo pago” de concesiones políticas y económicas, sin importar nada las consecuencias. Hay que salir de este entuerto ¡Y se saldrá! Los gobernantes de España, han ido en todo momento, a lo fácil: ceder y comprar apoyos con el dinero de todos. Ninguno ha dado la talla, y ha sido evidente su falta de visión a largo plazo. Los españoles hemos tenido mala suerte en este campo.
La situación que se vive ahora en Cataluña es consecuencia de las componendas de todos y cada uno de los gobiernos de nuestro País a lo largo de los últimos 40 años. Todos, en algún momento, han “hecho la compra” con los derechos y el dinero de todos. Las mayorías absolutas debieran de haber servido para revisar errores, pero los políticos que hemos tenido se han ocupado especialmente de sus personales privilegios para el presente y para el futuro.

Segunda parte
El irresponsable presidente, bautizado como ZP, con sus “ocurrencias”, especialmente en lo referido a Cataluña, hizo posible que los españoles dieran su total confianza al actual sr. Rajoy; aclarando, que no por sus méritos, sino por liberarse de ZP. Pero el Partido Popular no supo digerir la situación y se emborrachó de éxito. Y ni el sr. Rajoy ni todo su equipo de “intelectuales” valoraron aquella realidad circunstancial en su justa medida, y como gobernaron desde la superioridad electoral, moral, intelectual e ideológica, sin un amago de humildad, se produjo el estrepitoso resultado electoral de 2.015 que supuso la pérdida de la mayoría absoluta. La arrogancia es innata con quien manda sin talla para ello, y en el PP se han dado personalismos escandalosos. La cínica frase “hemos ganado las elecciones”, después de perder un tercio de sus votantes, es un ejemplo de la falta de nivel intelectual del personal del Partido. ¡Hay que ser tontos! Con lo bien que hubiesen quedado con un “algo habremos hecho mal para esta caída, intentaremos que no se repita”, pero esto no entra en una cabeza sobrevalorada, donde cabe mejor el cinismo o la ironía insultante que hemos visto de 2.011 al 2.015.

Tercera parte.
Cada colectivo se relaciona más entre sus miembros que con el resto de la ciudadanía. Los militares tienen una lógica tendencia a relacionarse con otros militares, además cada cual con los de su nivel. Los aficionados a un deporte o de cualquier juego o actividad, se unen para el disfrute colectivo del mismo. Y naturalmente los políticos se encuentran muy a gusto entre los de su clan, pero eso tiene la negativa consecuencia, en el caso especial de los políticos, de que sus vivencias no son enriquecidas con otras aportaciones externas; todos se sienten enganchados y con una mentalidad única, dándose la razón unos a otros. ¡Y así les va!: en clara decadencia y total desprestigio, porque desde su castillo de marfil no entienden al resto de la sociedad que no piensa en clave de partido político.
Quienes hemos vivido en diversos ambientes relacionados, o con la presencia de catalanes, no tenemos duda de que el sentimiento mayoritario en Cataluña no es el españolismo, pacíficamente sí, pero siempre en grupo aparte. La Generalidad juega en campo propio, con el público a favor, y con el árbitro casero. En este ambiente es difícil que puedan ganar los forasteros salvo fuera del terreno de juego.
En el mayo del 68 un de las frases que ha perdurado era “la imaginación al poder”. El cómodo sesteo del continuismo no adopta decisiones nuevas, y como el tiempo va creando situaciones diferentes, hay que adoptar también nuevas soluciones. En Cataluña la iniciativa la ha llevado en todo momento la Generalidad, que es el aspirante; y el Gobierno de España se ha metido en la trinchera, “a verlas venir”. Los conflictos como el catalán requieren energía, valentía, decisión e imaginación, virtudes de las que no han hecho alarde los miembros destacados del Partido Popular.
Mi opinión es que el Gobierno debió de adelantarse ante el inevitable choque de trenes, pero en el ambiente político de los partidos no caben opiniones que no sean de incienso. Pensar en soluciones imaginativas es propio de personas libres, sin los condicionantes que supone estar en la cúpula del partido, y con el dogal al cuello; esto es lo sucedido: el aspirante le ha echado imaginación y el titular nada.

Final
Un iluso imaginativo que no tiene cabida dentro de ningún partido político nacional, se le puede ocurrir el disparate de reflexionar primero y proponer después lo que sigue:
1.- Las consecuencias del conflicto no debe de suponer ruptura de la sociedad catalana, que es lo que está sucediendo hoy. Debe de imponerse la fuerza de la razón, a la razón de la fuerza o el Poder, en un caso y en el otro.
2.- Tampoco se debe promover un posicionamiento de reacción entre los que nos consideramos españoles, aunque los catalanes sean “muy suyos”; esa sería la verdadera democracia, no la que nos venden constantemente los partidos políticos; de los cuales ninguno es ejemplo a imitar.
3.- El clima político actual en Cataluña hace, que los que van a votar por el sí, acudan en masa, mientras que los de opinión negativa se quedarán en casa, ante posibles altercados o enfrentamientos personales entre vecinos o conocidos. ¡Comprensible!
4.- En el resultado final no debe de haber ni vencedores ni vencidos

Propuesta:
Partiendo de esas premisas, el Gobierno, ha podido, y aun puede, ofrecer la solución de que sea él quien convoque y organice la consulta de acuerdo a las leyes al respecto, garantizando lo que ahora no se ofrece, que es la más estricta libertad de todas las partes implicadas, imponiendo las reglas de juego y explicando claramente de qué se trata y las indudables consecuencias del voto afirmativo o negativo.
Lesmes Peña Hurtado