Archivos mensuales: abril 2017

LOS VENDEDORES DE VILLALAR: HASTA DONDE VAMOS A LLEGAR

LOS VENDEDORES DE VILLALAR: ¿HASTA DONDE VAMOS A LLEGAR?
En estas fechas previas al festejo político de Villalar, se han podido leer algunas cosas lamentables. No se puede escribir impunemente como lo hace don Santiago González en la pag.2 del Diario de Burgos del 21 de abril: los miles de ciudadanos castellanos y leoneses que sienten con orgullo, etc. et. Los miles lo dejamos en 0,4 de cada 100 de esos ciudadanos (según los datos facilitados por la organización, no sospechosa de “adelgazar” los datos, sino más bien a “engordarlos”) en esta cifra oficial, están incluidos todos los comparsas contratados y pagados con nuestro dinero.
Esta comunidad no acaba de enganchar emocionalmente a sus ciudadanos, dice don Santiago. Como va enganchar a nadie, cuando cada día es más evidente el absorbente centralismo anulador de todo lo que no sea Valladolid. Al respecto, conviene aclarar que Castilla y León, como organización política, nace en 1983, por tanto nada de comunidad histórica; y en todo caso serían dos comunidades históricas: la del Reino de León, compuesta por, además de León, las provincias de Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia, y por otra parte el Reino de Castilla formado por Santander, Burgos, Logroño, Soria, Segovia y Ávila. El caso de Cantabria o La Rioja, fue la primera operación diseñada desde Valladolid para echar de Castilla a esas dos provincias, de tal manera que el centro geográfico se acercase a Valladolid. Y lo consiguieron con la complicidad de los nuestros.

Comprendo lo fácil que es escribir “a favor de corriente” a modo de soflama nacionalista castellanoyleonesa, NACYL, y sobre todo desde la convicción de no tener contrario que exponga otro punto de vista. Expresiones como Villalar punto de encuentro, o, ver ondear su bandera, son más propias del discurso político de un nacionalista, que no el de un periodista.

Me identifico con “los que prefieren mantenerse intencionadamente en la ignorancia” (escrito del señor ya citado). Todos no vamos a ser tan listos como para escribir y desfogarse contra los considerados enemigos. Y además cobrar por ello.

En las batallas siempre hay más de un bando: ¿Dónde se han celebrado esas batallas interprovinciales que cita el señor González? Yo no he visto ni oído en ningún medio de comunicación (que supongo sería este el frente de la batalla) ninguna clase de enfrentamiento de igual a igual. Las elucubraciones del escritor va más allá y se permite paternalmente recomendar comportamientos a los demás, que no se aplica a sí mismo: “consejos vendo y para mí no tengo”. El colmo es afirmar rotundamente que “lo que es bueno para Valladolid, es bueno para Burgos” Esto es una bofetada a los burgaleses y la “gracia” de un bufón de la Corte.

Como final transcribo una frase del artículo firmado por don Santiago que pone a guinda a todo este pastel: “Simplemente les diría a todos, que esto es lo que hay” ¿se puede escribir impunemente algo tan brutal? esta frase resume todo lo demás. Es claramente el pensamiento de un totalitario, y es el fiel reflejo del pensamiento castellanoyleones visto desde El Centralismo Vallisoletano.

Todo anterior con los saludos de quien se mantiene intencionadamente en la ignorancia. Nos podemos reír, pero por lo bajines, no vaya a resultar que esto de las batallas no sea un símil.

Lesmes Peña Hurtado

VILLALAR: EL GRAN FRACASO DE VALLADOLID

VILLALAR: EL GRAN FRACASO DEL VALLISOLETANISMO

40 años “poniendo” dinero procedente de los impuestos que pagamos los castellanos y los leoneses no ha sido suficiente para la creación del sentimiento castellanoyleonés, que es la razón y finalidad de la Fundación Villalar: nada menos que crear “nuestras señas de identidad” ¿Hasta cuándo esta farsa que solo se creen los organizadores? Cuatro décadas de despilfarro no ha servido para crearlo, pues salvo en Valladolid y algo en Palencia, el fracaso en las siete provincias periféricas es más que notorio. Además del desprecio a todo lo que proceda de Valladolid.
Por los datos e imágenes transmitidas los últimos años, respecto del festejo político en Villalar, cada vez aparecen más personas con clara apariencia de comparsas en un montaje teatral. Los figurantes subvencionados están compuestos por: cantantes, músicos, bailarines, titiriteros, charlatanes, vendedores de algo para su beneficio, o vendedores de nada para hacer bulto, pero, repito, financiados con nuestro dinero, de forma directa o indirecta. ¿Cuántas personas asistirían sin cobrar, o sin un interés concreto, solo por amor a la conmemoración? Tampoco sería muy difícil contarlos porque la gran mayoría de los pagados lleva puesto el “uniforme” de su procedencia. Parece que este año con el fin de mejorar la apariencia de participación de años anteriores, se ampliará con la actuación, de grandes músicos del folclore castellanoleonés, hasta 15 (según dice la castellanoyleonesa, nacida en Segovia, Silvia Clemente) También habrá recreaciones históricas, tenderetes y demás relleno. Todo sea por que parezca que los castellanoyleonesés son más altos, más rubios (o rubias) y más inteligentes, o sea, puro Nacionalismo Castellano y Leonés. NACYL, pues es lo mismo que han hecho ,y siguen haciendo ,en Cataluña o Vascongadas.

Ya, hasta los Ultracastellanoleoneses reconocen el absorbente centralismo de Valladolid: alguno escribe sobre la centralización sistemática de todos los eventos, y que, consciente, o inconscientemente, denuncia el centripetismo en esta comunidad autónoma, todo lo cual es un gran robo a favor de Valladolid. Mi frase preferida “TODO PARA VALLADOLID”; las demás provincias somos sólo los necesarios robados o esquilmados, que es una figura sin la cual no hay ladrón, porque no hay a quien robar. Así que todos a trabajar a mayor gloria de Valladolid.

Lesmes Peña Hurtado

OTRA MANIOBRA PARA DESTRUIR EL SENTIMIENTO PROVINCIAL

 

 

OTRA MANIOBRA MÁS PARA DESTRUIR LAS PROVINCIAS.
Nuevos mapas rurales de Castilla y León ¿con los límites provinciales o sin ellos?
¿Alguno de los partidos que ahora defienden el troceo de las provincias presentó dentro de su programa esta propuesta en las elecciones? Una reordenación rural ¿Y para qué? La cantinela ya nos la sabemos: teóricamente para mejorar algo o manipularlo mejor. Para mí, esta maniobra no es más que otro intento de crear el obsesivo sentimiento castellano y leonés, de Valladolid, anulando así el gran enemigo de la Cosa Autonómica que es el sentimiento provincial. El muñidor de la operación podía ser cualquiera de los otros saltapatrás que pululan por las oficinas del PP en Valladolid, pero para más INRI para Burgos, se trata de un personaje político elegido por los burgaleses. NO APRENDEMOS.
No sorprende que lo haya propuesto el partido “CIUTADANS DE CATALUYA”, adaptado al castellano como Ciudadanos, (partido claramente anti provincial) y, naturalmente, al vallisoletanismo centralista le haya parecido estupendo, pero que el Partido Socialista apoyase este troceo, a mayor gloria del centralismo de Valladolid, me parece increíble, salvo que sus dirigentes se hayan adaptado ya a la figura del vallisoletano nacido en Burgos, en Soria, en Segovia, en Ávila, o en León, Zamora o Salamanca. En el franquismo centralista, esta figura, era lo normal. El político que llegaba a Madrid se convertía en un madrileño centralista, olvidándose de sus orígenes. Aquí tenemos algún ejemplo muy significativo: durante el franquismo y desde el nuevo centralismo de Valladolid.
Lo último de este intento de troceo es la petición del PSOE de pedir una prórroga y que sean los alcaldes los que se mojen en este asunto, bien, pero confiemos en que no sea un consejillo de los alcaldes del PP. Deben de manifestarse todos los alcaldes de poblaciones de más de 5.000 habitantes, que no serán tantos. Al PP por boca del sr. portavoz no le importa el aplazamiento, pero sí el final: “culminar el modelo territorial”. ¿Y eso que quiere decir en castellano liso y llano? A mi modo de ver se trata de que el modelo provincial, que tenemos, no gusta al centralismo vallisoletano. Las provincias estamos condenadas a ser un territorio anodino, sin historia, y sin tradiciones, salvo las que decidida el centralismo.

Lesmes Peña Hurtado

CASTILLALEÓN ES UNA INCORRECCIÓN PERVERSA

CASTILLALEON NO EXISTE.

Desde diversos medios audiovisuales se está oyendo la incorrecta denominación Castillaleón, para referirse a la Comunidad de Castilla Y León, lo cual es improcedente mientras no se cambie oficialmente el nombre. Que un vallisoletanista utilice esa inadecuada expresión, es comprensible, es lo suyo, hace tiempo que intentan imponerlo. Pero que se oiga en emisiones nacionales, o castellanas, o leonesas, supone una manipulación política nada inocente. Por menos que esto, en otras latitudes españolas se montaría “un Cristo”, pero los leoneses y los castellanos nos hemos acostumbrado a la sumisión frente al soterrado Nacionalismo de Castilla Y León y el que proteste, es un fascista; expresión asumida por todos los partidos políticos, sin excepción.
A los castellanos y a los leoneses se nos ha metido sin ningún fundamento, ni legitimidad, en este disparate denominado Castilla Y León, y que cada día va convirtiéndose más, en Valladolid y su periferia, que somos las demás provincias. Por favor la Y es fundamental para dejar claro que se trata de un “matrimonio a la fuerza”

Lesmes Peña Hurtado

FALSIFICACIONES CASTELLANOLEONESAS

FALSIFICACIÓNES CASTELLANO Y LEONESAS

“Lo que es bueno para Valladolid, es bueno para Castilla y León”
Se me había olvidado esta famosa frase del ex-alcalde de Valladolid, pero uno de estos días se le he oído a un personaje en la TValladolid, como una gracia entre vallisoletanos ja,ja,ja. Es una especie de burla y un claro reflejo de una actitud prepotente, por no decir chulesca, más propia de un carterista que de un supuesto político; claro que lo que es bueno para Valladolid es bueno para Castilla y León, porque en la práctica “tanto monta” Valladolid o Castilla Y León. También podríamos hacer otra frase, que es igual de acertada: “lo que interesa a Castilla y León, es lo que interesa a Valladolid”. A los leoneses y a los castellanos, nos han metido la mano en el bolso, nos han mangado la cartera, con la ayuda de los nuestros, y además tenemos que reírnos de sus dichos “graciosos”. Después de la cartera, ya sólo nos queda pagar el burro que nos venda algún gitano de Valladolid.

Le4smes Peña Hurtado