Archivos mensuales: junio 2016

¿Y AHORA QUÉ HACEMOS?

¿Y AHORA QUÉ HACEMOS?

Buena “papeleta” nos han endosado los partidos políticos. ¿Qué mensaje les mandaremos ahora?¿Cómo lo interpretarán el día 27? Es casi seguro que será, más o menos, que se vayan todos a “hacer puñetas” porque está claro que “ellos se lo guisan y ellos se lo comen” y los ciudadanos como unos “pardillos” a seguirles la farsa para diferenciar entre malos y peores.

Pero ellos harán la interpretación que les convenga a cada uno y nosotros, después de seis meses escuchado tontadas, impertérritos, ¡aquí ya no pasa nada!. Seguirá la corrupción legal y el deterioro moral: los Senadores podrán seguir haciendo sus viajes gratuitamente sin tener que dar ninguna explicación, incluido ir a ver a la novia a Canarias. También seguirá la corrupción en la contratación de servicios y adjudicaciones con dinero público. Los Consejos de Administración de empresas públicas tendrán en su composición a personas por el solo y único mérito de haber sido alto cargo en la Política.

En cuanto a la “máquina” de la Administración seguirá a su marcha aunque no haya gobierno “estable”, porque esa sí que está “atada y bien atada”. La verdad es que resulta difícil saber si estamos mejor con gobierno consolidado o inestable, es posible que la inseguridad en los cargos políticos genere más respeto hacia la administración del dinero de todos por el temor a quien vendrá después. La mayoría parlamentaria de un partido político es el marco ideal para un sinvergüenza, porque garantiza impunidad por complicidad.

Lesmes Peña Hurtado

DE LA BAJADA DE IMPUESTOS

DE LA BAJADA DE IMPUESTOS

Si no fuese tan serio el tema de la economía nacional podríamos soltar una sonada carcajada cuando oímos, de nuevo, que los partidos políticos nos van a bajar los impuestos si son elegidos para regir los destinos de España, ¡una broma! ¿De dónde va a salir el dinero para mantener esta máquina derrochadora que han ido creando ellos mismos?

¿Nos verán los políticos como tontos, o es que lo somos realmente? Para bajar los ingresos, habría que saberse qué gastos van a suprimir, pero de eso no nos informa ninguno. Solo será posible bajar los impuestos a base de aumentar la disparatada deuda pública que ya supera el 100% de nuestro producto interior bruto.

Lo que sí sería creíble es que algún partido nos dijese que va a “desinflar” el monstruo de la Administración: son diecisiete parlamentos autonómicos; diecisiete Gobiernos, con sus correspondientes Ministerios, denominados eufemísticamente Consejerías. Serán, más o menos, 170 miniministros con sus correspondientes directores y subdirectores generales. Todo ello hace un total de miles y miles de políticos en este apartado, a lo que habría que unir, el Gobierno central, los gobiernos provinciales, ayuntamientos, cabildos, etc. Además acompañado del generoso barullo burocrático en todos los ámbitos y ¿para qué ha servido toda este despliegue de medios en los últimos 30 años? Claro que ha mejorado la Sanidad,(con una visión panorámica, sin entrar en detalles) pero no es menos cierto que alto precio pagamos por ello ¿Y del resto de cuestiones que nos afecta? Los que han mejorado han sido los “expertos” en la caza de subvenciones y dinero público: una nueva profesión alrededor del Poder.

A pesar de lo anterior, este macro-tinglado político no ha sido capaz de mejorar las condiciones de vida de los españoles, más bien lo contrario; estamos sufriendo un constante aumento de la presión burocrático-política, yo me veo como un paisano abrumado y hastiado de tantas obligaciones y escasos derechos frente a la “máquina” burocrático-política.

Algunas personas consideramos que sobra Administración que asume muchos derechos y excesivos atributos, lo que se manifiesta a través de una excesiva y abusiva acaparación de privilegios, canonjías y demás prebendas, y naturalmente carísima, y en muchos casos estéril por inútil e innecesaria.

Este cambio hacia el “adelgazamiento” político y administrativo, sí se podría tomar en serio, lo demás es pura farfolla electoralista de los unos y de los otros.

Lesmes Peña Hurtado

INCOMPRENSIBLE O INDECENTE

INCOMPRENSIBLE O INDECENTE.

No es nada fácil saber cuándo un suceso es casual o intencionado. Este es el caso de lo que pretendo relatar.

El día 31 de mayo por la noche, se emitió por TV2 una película realizada en 1956, en pleno franquismo. Relata las penalidades de unos soldados españoles que fueron voluntarios a la segunda guerra mundial integrados en lo que se denominó División Azul, para sumarse a los ejércitos alemanes y en contra del resto de los aliados. Según la versión de la película (que se presenta como histórica) estos soldados fueron apresados por el ejército ruso.

El meollo de este comentario es que los mensajes de la repetida película no encajan con la corriente que estamos viviendo: los “buenos” son los españoles, militares, falangistas, españolistas y patriotas. Promover estos sentimientos después de años y años de despreciar todo lo que oliese a esos ideales, resulta bastante sospechoso, por eso digo INCOMPRENSIBLE.

Pero si lo analizamos desde el punto de vista del periodo electoral presente, podría ser considerado INDECENTE, puesto que lo que queda nítido en el mensaje es que los “malos” son los comunistas. Más que malos: perversos, ruines, crueles y asesinos. ¿Mensaje político subliminal? Todo es posible, y si fuese así, repito, INDECENTE. No sería juego limpio.

Lesmes Peña Hurtado

………………………………………………………………………………………………………………

VENDAMOS LO NUESTRO: EL FRIO DE VERANO

VENDAMOS LO NUESTRO
BURGOS, UN LUGAR DONDE AL FRIO LLAMAMOS FRESCO

Para ningún burgalés resultará novedad la alusión al frio de Burgos cuando se conoce a alguien de fuera de nuestra provincia. Como a los demás, a mí me ha sucedido en cientos de ocasiones. La respuesta utilizada por mí ha sido: sí, es cierto, en Burgos hace frio, pero en invierno no mucho más que en otros sitios, en todas partes hay que abrigarse en esa época.

Cuando de verdad hace frío en Burgos es en el verano. Especialmente por las tardes que es cuando “sale el fresco”. Es en ese momento cuando Burgos “da la mínima” y cuando se produce esa diferencia con otros lugares “menos fríos”, cálidos o excesivamente calurosos, que son mayoría en España.
En el verano de Burgos no tenemos problemas para dormir y no necesitamos más aire acondicionado que abrir la ventana, cosa que no puede hacerse en la mayoría de la península ibérica. Por ello aquí no es recomendable echarse a la cama y dormir sin ropa encima.

Hecha esta primera reflexión, es cuando viene la segunda, que es la más interesante.
Cada lugar resalta las “cosas”, que pueden ser atractivas para personas de otros sitios, “Venden lo suyo”: en Galicia, los mariscos; en las Vascongadas, la gastronomía; en Andalucía, el sol o los “pescaitos”; en todo Levante, la playa, el mar; en Cataluña, Aragón o Granada sus pista de nieve, y en Valladolid, “el Pisuerga” que pasa por allí.

Nosotros tenemos como “marca”, el frío, pero como elemento negativo, y ¿por qué no convertirlo en un atractivo turístico?, ejemplo “Verano en Burgos, no más noches sin dormir” “Disfrute de una noche de verano de las de Burgos” “En las noches de verano de Burgos el aire acondicionado entra por la ventana. Disfrútelo” “Burgos en verano: Arbolado, sombra, paseos, terrazas, deliciosa temperatura. Compártelo con nosotros”.

Lesmes Peña Hurtado