Archivos mensuales: enero 2016

EL ENEMIGO DE RAJOY

EL ENEMIGO DE RAJOY

No es ni Pedro Sánchez, ni Podemos, ni Ciutadans. Sus auténticos enemigos son: además del “choriceo” generalizado, por vía ilegal, lo es, “la mangancia” por vía legal. ¿Cómo es posible que un Senador pueda hacer los viajes personales que desee, sin tener que dar explicaciones a nadie, y que además sea legal?, por tanto, procede que entonen colectivamente el mea culpa, porque eso lo están consintiendo todos los partidos, pero la mayor responsabilidad la tiene el que ha gobernado con mayoría absoluta, por lo que no puede echarle la culpa a nadie, ni siquiera “a la herencia recibida”.

Por otra parte, también ofende la arrogancia, que raya en la chulería, de los personajes que aparecen en los medios de comunicación en representación de su propio partido: el PP. Naturalmente que hay excepciones, pocas, pero las hay, una de ellas Cristina Cifuentes, que habla con el idioma que entiende la calle, sin soflamas ni frases hechas y naturalmente su expresión corporal se corresponde con sus palabras, cosa que no es lo normal en otros, con manifestaciones muy sobadas y sonrisa cínica. Esas actitudes ayudan poco.

Ayer día 23 de enero escuché una frase de Antonio Pérez Henares en una tertulia de una Televisión, que es lo que me ha invitado a escribir esto, creo que fue algo así como que Mariano Rajoy sí da la talla como candidato y como presidente, pero no “el personal que le rodea” ¡Totalmente de acuerdo!.

No sé a quién se le habrá ocurrido la desacertada frase “hemos ganado las elecciones”. Eso vale para un partido de Futbol donde uno de los equipos mete más goles que los otros, pero en política las cosas son muy diferentes y no tiene ninguna equivalencia. La POLÍTICA (con mayúsculas) es algo mucho más serio y transcendente. La frase, con perdón, es una Jilipollez, después de haber perdido un tercio de sus propios votantes: nada menos que tres millones y medio de personas han querido dejar constancia de su desencanto o descontento con el Partido Popular ¿algo se habrá hecho rematadamente mal para que uno de cada tres haya optado por no seguir apoyándoles? O ¿eso no es importante?

Aunque claramente no estoy de acuerdo con el Partido Popular, a la vista de los candidatos en liza, me parece que Mariano Rajoy sería la mejor opción para seguir ocupando la presidencia del Gobierno de España, aunque poniendo orden en las filas de su Partido, (que no es uno de Futbol). Los Partidos políticos contrarios no son los enemigos, los enemigos son los vividores a la sombra del poder, y en todas partes “hailos”.

Lesmes Peña Hurtado

EL ESPECTÁCULO DEBE CONTINUAR

EL ESPECTÁCULO DEBE CONTINUAR

Los que dicen que han ganado las elecciones no hacen otra cosa que “aguantar el chaparrón”, porque ganar, lo que se dice ganar, es otra cosa, pero cada uno se engaña con sus propias mentiras. Y los que “han subido” al Podio en segunda posición, están haciendo equilibrios para no caerse y “obedecer” el mandato de los votantes, que, según ellos mismos, les han enviado a través de las urnas.

Visto desde la perspectiva de un desencantado, podría entenderse que quienes han ganado las elecciones del 20 D, han sido los ex-votantes del PP y del PSOE, con arreglo a la siguiente reflexión: los votantes menos sectarios de ambos partidos en ocasiones anteriores, se han visto, a la hora de decidir su voto, ante el dilema: los dos partidos citados han hecho méritos propios y suficientes para el descontento de sus anteriores apoyos electorales. Pero, qué hacer, seguir apoyando la corrupción en sus diversos formatos, o no.

Los nuevos partidos tienen muchas sombras y despiertan sospechas: los unos, a cara descubierta, nos llevan hacia posiciones caducas para instaurar una nueva Unión de Repúblicas Socialistas, en este caso Ibéricas. Pero por el lado contrario, tampoco la cosa esta clara: suprimir las Diputaciones es un claro deseo catalán, y sustituir el Senado por un “súper-poder” donde estén los 17 “reyezuelos” y a la cabeza de ellos los más poderosos, o sea los catalanes. Sería “La Nación de naciones” que preconizó José Terradellas en su regreso a Cataluña para hacerse cargo de la Generalidad.

¿De dónde han salido los votos que han apoyado a los nuevos? Quizás alguno de los exvotantes de PP y PSOE, pero no las personas que han sido quienes desde el advenimiento de la democracia, han decidido las elecciones hasta ahora: primero apoyaron a UCD, después al PSOE y más adelante al PP; podríamos englobarlos en, los no sectarios, ni de una mano y de la otra. También podríamos suponer que han votado personas que no lo habían hecho antes, porque ninguna de las opciones anteriores coincidía con sus posiciones políticas y lo han hecho en esta ocasión. Entonces ¿de dónde procede el 27% que no ha votado? Todo son cábalas, estas y las demás.

ACUERDO EN CATALUÑA

ACUERDO EN CATALUÑA: Nada sorprendente

Para las personas que hemos tratado con catalanes en muy diversos ámbitos, temas y circunstancias, no ha resultado ninguna sorpresa el acuerdo alcanzado para el nombramiento de presidente de la Generalidad Catalana.

Mi trato con catalanes ha sido diverso y ha habido de todo: Desde el punto de vista empresarial, su comportamiento no se diferencia demasiado del resto del empresariado español; hay de todo como en todas partes. Pero donde hay una diferencia importante es en el consumidor catalán, el cual no compra un producto no catalán si hay el mismo de procedencia catalana: es lo común que los consumidores decidan ciegamente consumir productos, hechos o manipulados en Cataluña, incluso de peor calidad y precio. Tengo experiencia de lo que afirmo.

Por otra parte, he tenido, y sigo teniendo, muy buenos amigos catalanes especialmente en el mundo de la caza y el deporte.

Políticamente, los ciudadanos catalanes, en general, primero son catalanes y después de derechas o de izquierdas, por tanto, no resulta sorprendente que hayan llegado a un acuerdo entre políticos de ideologías totalmente antagónicas para la elección de nuevo presidenteLa demostración se hace evidente cuando un partido claramente conservador como Convergencia y Unión llegó a un acuerdo con otro claramente de izquierdas, he incluso rompedor, como lo es Izquierda Republicana de Cataluña. La situación presente de la política catalana es muy propicia para los afanes separatistas y, naturalmente, no van a correr el riesgo de unas nuevas elecciones. Todo lo demás ha sido “un pulso entre iguales”

Lesmes Peña Hurtado

 

 

¿QUIENES HAN SIDO LOS INCOMPETENTES?

 

¿QUIENES HAN SIDO LOS INCOMPETENTES?

Leo en Diario de Burgos del día 29 de diciembre, última página, un escrito de José María Vicente en el que “tira la piedra y esconde la mano”. ¡Hay que ser más valiente hombre! Hace una denuncia de un hecho cierto y lamentable ¡Lo que está muy bien! Pero que llega con mucho retraso. Nadie próximo al poder se ha quejado del arrinconamiento que Burgos lleva sufriendo desde el nacimiento de La Cosa llamada Castilla y además León. Lo que en la práctica económica y sentimental, se limita a poco más que las capitales de Valladolid y Palencia.

Es gratificante, aunque muy tardío, ver que desde el Diario de Burgos se critica (dejémoslo en se comenta) algunos de los agravios. ¡Sí, Sí, agravios! que ven hasta los ciegos burgaleses. Son más de treinta años que nuestros representantes políticos y adláteres (quizás, atemorizados por la posible pérdida de su status, o cargo, o puesto, o cualquier otra forma de participar de la “Tarta”) han estado en silencio, o dicho de otra manera más dulce: que han preferido “mirar para otro lado, en silencio culpable”. ¡Lo evidente no necesita demostración!

Pero lo peor del presente es que el avance y poderío de la leonesa ciudad, que ha acaparado todo en este tiempo, sigue su andar, y no van a parar por mucho que a estas alturas de la película digamos los provincianos de la periferia lo que queramos. ¿Quiénes son los que han tenido posibilidades de evitar esta catastrófica situación de la provincia de Burgos? ¿Ponemos nombres a personas o a partidos políticos? Y ahora, por lo que se ve, seguimos igual “no se debe denunciar los agravios, porque eso es cosa de provincianos”. Pero los incompetentes serán los que han contribuido con su “colaboracionismo” a la situación presente, no los provincianos. Todo este tiempo ha servido para la “frenada” del desarrollo industrial de la provincia de Burgos. Los hechos demuestran que somos el enemigo a abatir, por eso hay que aislarle, arrinconarle, y hacerle desaparecer del mapa de las comunicaciones, que es lo que denuncia el señor Vicente.

Por cierto me parece oportuno recordar las acepciones de la RAE con respecto del término provinciano: “natural de la provincia”, porque el sentido de menosprecio utilizado en el escrito, parece como si haber nacido en la provincia fuese un deshonor o deshonra. ¿Es que desde Valladolid ha habido un comportamiento generoso? Hasta ahora ha sido el – TO PA MÍ – ¿Hasta cuándo tenemos que estar los burgaleses aguantando en silencio esta ignominia por intentar defender lo nuestro?

Para Burgos, pensando en su futuro, hay que aplicar: “A mal viento va la parva” como dice el refranero. Mal futuro para nuestros descendientes por culpa de pasados y presentes.

Lesmes Peña Hurtado