Archivos mensuales: julio 2014

Reflexiones sobre la carretera Burgos-Logroño

Hace unos pocos días leíamos la noticia de un grave accidente en la desdichada carretera N-120 que comunica Burgos con Logroño ¿Cuántos muertos llevamos ya?. Da igual: los que sean. Para los mandos del NACYL lo importante es centralizar todo en Su Valladolid. La autovía Burgos Logroño no es prioritaria: si hay muertos, bueno, al final son de la periferia.
Para el NACYL la autovía prioritaria es la de Valladolid-Soria, pues es la única capital de provincia no enlazada con la Metrópoli. Son las interesadas propuestas del nacionalismo castellano y leonés Y vallisoletano. Poco importa que esta carretera burgalesa sea una de las más peligrosas de España. La periferia tiene poco interés electoral, que es lo único que podría inclinar la balanza, que hoy está descaradamente con el viento a favor de la Metrópoli vallisoletana.
Cartel indicativo Nacional-120

Estoy seguro que habrá personas que me consideren un pesado, e incluso tozudo anti vallisoletano. Y tiene razón. Pero debe de quedar bien claro, que no es contra la provincia y sus ciudadanos. No. Mi rechazo se refiere al tema político y administrativo que la Junta lleva a cabo. Desde el punto de vista de un burgalés, ex empresario veo, cómo de manera inmisericorde, la mayoría de las medidas adoptadas lo son casi siempre a favor del mismo. Y aunque no lo crean los políticos tozudos de La Cosa, algunos burgaleses también tenemos nuestro “corazoncito”, y nos duele sobremanera alguna de las cosas que se alumbran a orillas del Pisuerga.
Boicotear el desarrollo industrial de la provincia de Burgos a base de paralizar todo lo que pueda contribuir a ello, es una práctica habitual de los personajes de La Junta. La carretera a Logroño, que es el paso natural para comunicar el noreste y noroeste de la península, es uno de los ejemplos sangrantes. ¡Tiene que pasar por Valladolid, por co…!.

La autovía VA- Soria supone un desembolso enorme para el Estado Español, son muchos kilómetros y muchos problemas, mientras que la de Burgos-Soria, supone desdoblar la actual carretera y son poco más de 60 kilómetros. Conviene recordar que la autovía a Logroño desde Burgos, está terminada en todo el recorrido que discurre por La Rioja. Queda sólo realizar los sesenta y tantos kilómetros que transcurren dentro de la provincia de Burgos. Es lógico pensar que la inversión, comparándola con la de Valladolid, es nimia. Con independencia de la peligrosidad de la ruta, que debiera de ser lo más importante. Pero en esta Comunidad las cosas no se rigen por la lógica y el sentido común, aquí lo importante solo tiene un nombre: Valladolid. ¿los burgaleses podemos quejarnos, o no?.
Lesmes Peña Hurtado, de Ciudadanos de Burgos-CiBu

Cómo identificar un Nacionalismo

El nacionalismo siempre es antidemocrático. Además de excluyente de todo lo que no se corresponda con los objetivos del mismo. Como ya dejaron claro los romanos, la sociedad y el mundo se dividía, de una parte, los romanos (los buenos) y el resto del mundo, los bárbaros (los malos). Para los nacionalistas es lo mismo, o eres nacionalista (los buenos) o eres el “anti” (los malos).

Lo que identifica al nacionalismo es: la mentira, la manipulación de la historia y la compra de voluntades. Estas tres patas son el fundamente de todo NACIONALISMO

En La Cosa Autonómica denominada Castilla y León se dan estas tres características.
Primero fue la mentira. Todo facilidades: acercar la Administración a los administrados. Recuerdo que asistí al discurso del Sr. Lucas en el Gran Teatro de Burgos, a la sazón candidato a la presidencia de La Cosa Autonómica. Entre otras cosas dijo, que las Diputaciones de las 9 provincias serían las depositarias de las competencias que se transfirieran a la autonomía ¡que bien!. Pero a la hora de la verdad: todo lo contrario Centralismo, por tanto MENTIRA.
Por otro lado, el alcalde de Burgos mordió el anzuelo de la capitalidad y sometió al Pleno Municipal la integración de Burgos en esta estafa de autonomía (falta de visión, porque después de “echar o excluir” de la preautonomía, a Santander y Logroño, estaba clara la operación “centro geográfico” pongamos que hablo de Valladolid). Otra cosas hubiese sido de no haberse integrado Burgos en La Cosa. Sumando la negativa a integrase de Segovia, quizás no hubiese prosperado esta tropelía. Pero ya no tiene remedio, salvo el milagro de que los votantes de Burgos de las dos manos recuperasen la vista, el oído y el sentido común, cosa que raya el imposible, pues el convencimiento de la secta es total.
Continue reading

Hospital: ¿privado-público? o ¿público-privado?

El lio preparado con el nuevo hospital es de ciencia ficción, pero quien diseñó todo ese cambalache lo hizo bien, y quien lo autorizó debería de ser juzgado, por vía penal, por uno de esos jueces, a los que admiro, que pasan por encima de los poderes políticos.
Este hospital, para unas cosas es público y para otras privado. De lo importante, cual es la atención del personal médico a los enfermos, poco se puede decir en negativo. Actuación adecuada, respetuosa y profesional. Aunque siempre habrá alguna excepción como la que yo relato en otro comentario sobre una desagradable vivencia mía. Pero quiero dejar bien claro que la atención sanitaria, que es el fundamento de un hospital, está bien atendida por el personal que van dejando los políticos, empeñados en ahorrar en sanidad lo que derrochan en lo suyo y sus tontadas electoralistas. ¡Vergonzoso! “Por malos caminos, no se llega a buen pueblo”. Y el camino elegido por CYL, es malo para los ciudadanos, cuando menos para los de Burgos.

Vista del Hospital Universitario de Burgos
Vista del Hospital Universitario de Burgos

Bien distinto es casi todo lo demás y, digo casi todo, para no equivocarme, no vaya a ser que haya algo positivo que yo no conozca. Todo es posible.
Soy habitual en una tertulia en Radio Arlanzón desde la que he manifestado, en varias ocasiones, que, desde mi particular opinión, veo el nuevo tinglado hospitalario como una operación económica bajo el paraguas de la sanidad pública, y el resultado no es “para aplaudir… Más bien para abuchear”.
Continue reading

COMUNIDAD. Por Fin la denominación correcta

 

Desde las filas burgalesistas y leonesistas llevamos años intentando aclarar la denominación de la Cosa Autonómica como Comunidad, que es lo que es, una comunidad de provincias agrupadas alrededor de la de Valladolid, sin más identidades ni sentimientos patrios que lo impuesto por los partidos que decidieron la exclusión de las castellanas provincias de Santander y Logroño del invento autonómico a fin de que Valladolid quedase en el centro geográfico,  como justificación a todos los abusos que se han, y están, perpetrándose después, porque de haberse concluido las autonomías de León y Castilla, Valladolid se hubiese quedado como periferia de la Autonomía de León o de Castilla, pero nunca el centro administrativo y político en que se ha convertido. El proceso de constitución de la autonomía estuvo muy bien dirigido por el socialista vallisoletano Gregorio Peces Barba, que contó con el temor a ser acusados de franquistas o fascistas a los representantes de la UCD tanto el Leonés Rodolfo Martin Villa, como el burgalés José Manuel García Tejada Reol

Aunque no es lo común, a veces los políticos son capaces de reconocer sus errores. Ahora leemos que por fin, es el presidente de la Republica Autonómica y el jefe de las filas opositoras refiriéndose a la Cosa, los dos repiten la palabra Comunidad de una manera reiterada a lo largo de la última sesión de las Cortes.

Según publica El Correo de Burgos, la palabra más repetida por los dos mandamases fue la palabra Comunidad: el presidente la repitió 62 veces y el representante de la oposición, 32. En ninguno de los dos casos, entre las 9 palabras más utilizadas aparece la palabra Región, porque Castilla y León no es una región, ni siquiera una biregión porque la desaparición de Santander y Logroño deja a Castilla rota en tres trozos, a cual más injustificable.

A partir de ahora, sería lo correcto que los periodistas, escribidores y tertulianos se enterasen, de una vez, de esta realidad.

Lesmes Peña Hurtado. De Ciudadanos de Burgos – CiBu