EVOLUCIÓN POSITIVA

EVOLUCIÓN POSITIVA

Toda la movida generada en Cataluña ha producido el milagro. En 1982 con la llegada al poder del PSOE, salieron a la luz fantasmas que llevaban en su mochila algunos de sus dirigentes, y entre ellos estaba el odio a lo que consideraban como las Fuerzas represivas del régimen anterior: Guardia Civil y Policía armada. Algún tiempo después personas del mismo Gobierno hicieron público su “descubrimiento” de la Guardia Civil.

Este año, en el desfile del 12 de octubre, hemos visto desfilar a ambos Cuerpos junto a los demás de la Seguridad del Estado, cosa que gozó del agrado y simpatía de la ciudadanía. Y también por parte de los Partidos políticos anteriormente muy críticos con esas Fuerzas. Ese cambio, a mejor, parece que tiene su origen en la actuación de los mismos en los incidentes de Cataluña.

También entraría en este mismo capítulo, el uso de la bandera de la Nación, ahora utilizada por la ciudadanía sin distinción de ideologías. La izquierda dejó anteriormente ese símbolo en exclusiva a los partidos de derechas. Y los altercados en Cataluña han obrado el milagro de que su uso hoy ya no identifica a sus portadores con ninguna posición política, salvo el sentimiento nacional.

Ambas cosas me hacen pensar en que ahora sí se ha terminado la transición política y el final de las dos Españas. Por tanto, bienvenidas sean las evoluciones políticas positivas. Viva España.

Lesmes Peña Hurtado

NO ES LO MISMO PREDICAR QUE DAR TRIGO

NO ES LO MISMO PREDICAR QUE DAR TRIGO

Esta popular frase atribuida al cura que desde el púlpito pedía a sus feligreses que compartieran el trigo con sus vecinos que lo necesitasen, y cuando se le recordó que él también tenía trigo, el cura contestó lo que encabeza este escrito.

Es quizás lo más aproximado que se me ocurrió cuando leí en la hoja de Opinión de El País del día 7, página 15 un artículo firmado por José Antonio de Santiago y Juárez, vicepresidente de la Junta de Castilla y León, predicando para que “no caigan en la tentación” de reformar el modelo territorial. Pero le pasa lo que al cura del dicho popular, que él si cayó en la tentación centralista que ahora no le gusta que se recupere por la Capital de España. Este hombre ve peligrar su Poder, por lo que su opinión no tiene ningún valor: es Juez y parte.

Los cerca de 40 años de experiencia han dejado claro que las autonomías no son la solución, son precisamente el problema actual, por lo que cualquier fórmula que represente su reformulación será bien aceptada por la ciudadanía no beneficiada por El Sistema.

Los ciudadanos castellanos hemos visto como, primero se rompió Castilla la Vieja, (desgajando las provincias de Santander y Logroño hoy Cantabria y La Rioja, nuestros hermanos, a quienes felicitamos por su acierto) y después hemos visto como se iban de nuestra tierra instituciones, servicios y todo cuanto pueda suponer Poder, capacidad de decisión, o puestos de trabajo. Hoy es evidente el aislamiento en comunicaciones y la paralización de cualquier iniciativa que pueda hacer sombra a la Cuna del Centralismo. Tiene su guasa que los que hemos sufrido y seguimos sufriendo el abusivo centralismo del nacionalismo castellanoyleonés, tengamos que escuchar ahora al señor vicepresidente los males que supondría la recentralización cuando él y sus correligionarios han llevado el centralismo a límites aberrantes.

No es nada fácil que a las cuatro provincias castellanas y a las tres leonesas nos pueda ir peor con la recentralización. Así que, bienvenida sea.

Los castellanos por una parte y los leoneses por otra, queremos tener los mismos derechos que han ejercido los ciudadanos de Cataluña, del País Vasco, de Galicia y de Andalucía. Tan simple como que se nos dé la oportunidad de votar para decidir si queremos seguir integrados o no, en Castilla y León, que ni es Castilla, ni es León.

Así que, como verá el señor vicepresidente “No es lo mismo predicar democracia, que ejercerla”

NO LE DA VERGÜENZA, TODO UN PSQUIATRA DICIENDO BOBADAS, MÁS PROPIO DE BOBOS? O quizás el título se lo dieron siendo su Padre Gobernador del Franquismo, en Valladolid. Todo es posible.

Lesmes Peña Hurtado. Es presidente del partido político Ciudadanos de Burgos “CiBu”.

………………………………………………………………………………………………..

La Escritura Fundacional del Partido Político “Ciudadanos de Burgos” se efectuó el treinta de junio de dos mil seis, ante el Notario del Ilustre Colegio de Burgos FERNANDO PUENTE DE LA FUENTE.
Y formalmente inscrito en al MINISTERIO DEL INTERIOR. Dirección General de Política Interior y Procesos Electorales. Con fecha 29 de agosto de 2.006, en el Tomo V, folio 555 del Libro de inscripciones.

DESPUÉS DE LA TEMPESTAD SIEMPRE LLEGA LA CALMA Y LA GENEROSA LLUVIA

EVOLUCIÓN POSITIVA

Toda la movida generada en Cataluña ha producido el milagro. En 1982 con la llegada al poder del PSOE, salieron a la luz fantasmas que llevaban en su mochila algunos de sus dirigentes, y entre ellos estaba el odio a lo que consideraban como las Fuerzas represivas del régimen anterior: Guardia Civil y Policía armada. Algún tiempo después personas del Gobierno hicieron público su “descubrimiento” de la Guardia Civil.

Este año, en el desfile del 12 de octubre, hemos visto desfilar a ambos Cuerpos junto a los demás de la Seguridad del Estado, cosa que gozó del agrado y simpatía de la ciudadanía. Y también por parte de los Partidos políticos anteriormente muy críticos con esas Fuerzas. Ese cambio, a mejor, parece que tiene su origen en la actuación de los mismos en los incidentes de Cataluña.

También entraría en este mismo capítulo, el uso de la bandera de la Nación, ahora utilizada por la ciudadanía sin distinción de ideologías. La izquierda ha dejado anteriormente ese símbolo en exclusiva a los partidos de derechas. Y los altercados en Cataluña han obrado el milagro de que su uso no identifica a sus portadores con ninguna posición política, salvo el sentimiento nacional.

Ambas cosas me hacen pensar en que ahora sí se ha terminado la transición política y el final de las dos Españas. Por tanto, bienvenidas sean las evoluciones políticas positivas. Viva España.

Lesmes Peña Hurtado

VEREMOS LA INOCENTE PROPUESTA

VEREMOS SI NO HAY NUEVO INTENTO

Gracias al PSOE se ha caído una de las propuestas estrella del centralista Nacionalismo Castellano y Leonés, NCYL, personificada por un vallisoletano de Pro, vicepresidente y consejero de la Presidencia de la Junta; se trata de la operación denominada zonificación rural; consistente en trocear las provincias de Castilla y de León a través en una inocente reorganización, dicen, para mejorar, dicen.

Durante estos últimos 40 años se han desmantelado importantes activos de las provincias en beneficio de Valladolid. Pero se ve que no es suficiente. Seguimos sintiéndonos de nuestra provincia y ahí está “la madre del cordero”

La previsión vallisoletana de crear el sentimiento castellanoyleonés, a través de la Fundación Villalar, ha sido un fracaso total, y para lograr el objetivo del NACYL no tienen pudor en utilizar otros procedimientos más contundentes, y este es uno de ellos.

Si se trocean las provincias de Castilla y de León en pequeñas agrupaciones de municipios, no solo serán más fácilmente manejables y comprables, sino que se perderá ese arraigado sentimiento provincial (provinciano cuando nos quieren insultar) que es lo que no gusta al castellanoyleonesismo solo arraigado en Valladolid y aledaños.

Lesmes Peña Hurtado