ALELUYA

ALELUYA
Por fin el sentido común y la lógica se anteponen a las ideologías políticas, según se desprende de la noticia del documento firmado por la “Plataforma por el Desarrollo”. Yo pensé que solo éramos cuatro chalados los que veíamos la permanente mano negra de La Junta de CASTILLA y de LEÓN que bloqueaba toda iniciativa que supusiese el desarrollo de la provincia de Burgos en todos los campos. La contumacia ha sido total, nada ha pasado desapercibido por la absorbente secta vallisoletanista.
Es por tanto que manifiesto mi alegría con ese Aleluya, aunque sigue la persecución: ahora se trata de perpetrar la anulación de cualquier sentimiento provincial, a base de crear un rompecabezas sin identidad, ni sentimiento, lo cual es necesario para la creación definitiva de la nación “Castellano y Leonesa”, o lo que en resumen sería: “Valladolid y periferia”. A mí no me seduce nada que mis descendientes dejen de ser burgaleses para convertirse en castellanosleoneses, hijos del matrimonio ilegítimo, por no consentido, de Castilla y de León. Esta inmoral maniobra ha sido paralizada por el PSOE, y a la cabeza el burgalés Luis Tudanca. Esperemos que se anule ese objetivo imperialista del vicepresidente de la Junta de Valladolid, sr. de Santiago Juarez.
Lesmes Peña Hurtado

ABUSO DE POSICIÓN DOMINANTE

PERSONA INDEFENSA ante EL GRAN CAPITAL (que diría Marcelino Camacho)

Con la pretensión de castigar a la empresa con la que tenía contratado el teléfono, me pasé de Guatemala y contraté con Guatepeor.
Un día veo en mi cuenta bancaria un cargo de 5,95 € generado por empresa con igual denominación que la española, (Guatepeor) pero con apellido francés; y como yo no había recibido ninguna notificación al respecto, ni tenía idea de las relaciones con la empresa española, ordené la devolución porque yo no debía nada a aquella empresa francesa. Poco después la empresa española de igual nombre, y ahora con apellido español, con la que sí contraté, me reclama el pago, incluida la amenaza de que si no pago me anulan la línea del teléfono, lo que realizaron de inmediato; pero el castigo no termina con el teléfono: también me interrumpieron la recepción de la televisión nacional; no me dejaron abierto ni un solo canal. ¿lo permite la Ley?
Hablé con personas de la empresa española, intentando explicar lo sucedido, pero como si hablase con la pared. Tuve que pagar y sentirme humillado por la fuerza del Capitalismo salvaje, consentido por las fuerzas políticas españolas, ¡Vaya país que vamos a dejar a nuestros descendientes!
Lesmes Peña Hu

PERSONA INDEFENSA ANTE EL CAPITALISMO SALVAJE

PERSONA INDEFENSA ante EL GRAN CAPITAL (que diría Marcelino Camacho)

Con la pretensión de castigar a la empresa con la que tenía contratado el teléfono, me pasé de Guatemala y contraté con Guatepeor.
Un día veo en mi cuenta bancaria un cargo de 5,95 € generado por empresa con igual denominación que la española, (Guatepeor) pero con apellido francés; y como yo no había recibido ninguna notificación al respecto, ni tenía idea de las relaciones con la empresa española, ordené la devolución porque yo no debía nada a aquella empresa francesa. Poco después la empresa española de igual nombre, y ahora con apellido español, con la que sí contraté, me reclama el pago, incluida la amenaza de que si no pago me anulan la línea del teléfono, lo que realizaron de inmediato; pero el castigo no termina con el teléfono: también me interrumpieron la recepción de la televisión nacional; no me dejaron abierto ni un solo canal. ¿lo permite la Ley?
Hablé con personas de la empresa española, intentando explicar lo sucedido, pero como si hablase con la pared. Tuve que pagar y sentirme humillado por la fuerza del Capitalismo salvaje, consentido por las fuerzas políticas españolas, ¡Vaya país que vamos a dejar a nuestros descendientes!
Lesmes Peña Hurtado

LA GRAN OPORTUNIDAD POLÍTICA

LA GRAN OPORTUNIDAD
Los dos partidos políticos mayoritarios están en estos momentos en horas bajas, y los dos comprometidos con la España constitucional. ¡Eso dicen en momentos electorales! Ahora pueden demostrarlo.
Esta situación de preeminencia electoral de las minorías periféricas, son consecuencia la Ley Electoral pactada en momentos de la transición política, pero esa peculiar y peligrosa situación ya no existe, por lo que procedería su actualización.
Y es ahora, cuando los dos partidos están debilitados, el momento que convendría a ambos para convencer de su pretendida españolidad, con la aprobación de una nueva Ley Electoral, acorde con los tiempos que vivimos, donde los votantes podamos, como ocurre en otros países, elegir directamente al presidente del Gobierno, o al alcalde de nuestro pueblo, con lo que se acabaría con los chanchullos que genera el voto indirecto, como lo es ahora.
Lesmes Peña Hurtado

SEGURAMENTE SERÁ LEGAL, PERO ES JUSTO

SEGURAMENTE SERÁ LEGAL, Pero… ¿ES JUSTO?
Lo legal debiera de ser siempre justo, pero no siempre es lo aceptable por el sentido común. Lo legal es obra de los hombres y lo justo es cosa de la conciencia de cada persona. Hay normas dictadas por el poder político manifiestamente injustas. Pero la sociedad no tiene instrumentos pacíficos para rechazarlas. El Poder tiene la exclusiva de la violencia, podría decirse que “una norma se cumple por la razón de la fuerza”.
Después de este preámbulo, paso al contenido: llevamos ya unos años que el Ayuntamiento de Burgos (no me incumbe lo que suceda en otros lugares) ha dejado de enviarnos justificante de los cargos que se nos hacen en nuestras cuentas bancarias. Como consecuencia de ello, a veces, no se sabe sobre lo que se está pagando, porque solo aparecen números y más números, sin texto que lo aclare. Para quien está familiarizado con ello la cosa será muy simple, ¡Seguro. Qué listos! pero a las personas mayores, que estamos en “el pelotón de los torpes” y acostumbrados a los textos, nos genera dudas para identificar el origen del impuesto. Claro que la entidad financiera te puede facilitar un duplicado del recibo, pero tampoco aparecen algunas aclaraciones. Comprendo que la cosa será para economizar, pero no es razonable que precisamente algunos de los que mantenemos todo el aparato administrativo con nuestros impuestos, seamos los que tengamos que sufrir las consecuencias del derroche, que es lo que ha generado esta situación de penuria municipal. Eso lo debieran de pagar los causantes: políticos poderosos con su habitual soberbia, que generaron lo que ahora tenemos que pagar los demás, A Escote ¡Qué bien!
Lesmes Peña Hurtado